Un joven de 23 años fue detenido acusado de haber participado del homicidio de la transexual Azul Montoro, quien fue asesinada de 19 puñaladas en una pensión de la zona céntrica de la ciudad de Córdoba.

La muchacha trans de 26 años fue encontrada muerta en la madrugada del miércoles, en la entrada de un edificio situado en la calle Rincón al 150, entre Alvear y Rivadavia. La víctima, oriunda de San Luis, y que ejercía la prostitución en la ciudad de Córdoba, presentaba múltiples heridas punzo-cortantes en el cuello, torax y espalda. En la escena, también se encontró un perro asesinado de la misma manera y que aparentemente estaba al cuidado de la joven.

Según informaron fuentes policiales, el sospechoso fue detenido mientras caminaba cerca del Hospital Neuropsiquiátrico de barrio General Paz. En poder del detenido se secuestraron ropas ensangrentadas y un cuchillo que será sometido a pericias junto a las prendas del sospechoso. 

Celeste Giachetta, titular de la Asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de la Argentina (ATTTA) Córdoba,  informa que fue otra chica trans la que halló el cuerpo de Montoro junto con el del perro, y avisó rápidamente a la Policía. "El mes pasado una chica fue apuñalada y otra chica fue arrastrada por un taxista. Pareciera que volvimos atrás en calidad de vida. Están volviendo a pasar cosas. Seguimos totalmente expuestas. La impunidad es porque hay ausencia", sostuvo Giachetta.