Por Fernando Vázquez 
fvazquez@cronica.com.ar 

Al cabo de una cinematográfica persecución de 20 cuadras, los pesquisas lograron detener a un ladrón que fingía ser integrante de la Policía de la Ciudad para consumar entraderas. Otros dos miembros de la gavilla se dieron a la fuga. El suceso comenzó en la localidad bonaerense de Adrogué y finalizó en Burzaco, en el partido de Almirante Brown.

Los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron que el hecho, que ocurrió días pasados, aunque trascendió ayer, comenzó cuando los individuos ingresaron a una finca situada en el cruce de Jorge y Juncal, en Adrogué, donde agredieron a golpes y ataron a su moradora, llamada María del Carmen, de 66 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los marginales se apoderaron de un televisor con pantalla LCD, una computadora, ropas, dinero y un aparato de telefonía celular. Posteriormente los sujetos huyeron en un VW Gol negro, patente LCP 431, hasta que los policías del Comando Patrulla (C.P.) de Almirante Brown los vieron en la esquina de la avenida Tomás Espora (la ruta provincial 210) y la plaza Rosales.

Se originó en dichas circunstancias una persecución, la cual se extendió 20 cuadras y que culminó en Balcarce y Dardo Rocha, en Burzaco, donde chocaron contra un árbol y luego contra un poste de alumbrado público, ocasión en la que los pesquisas apresaron a uno de los individuos, a quien le incautaron los objetos robados, un pinza cortapernos y una réplica de plástico de una pistola 9 milímetros, como también prendas de vestir e insignias de la Policía de la Ciudad.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de Almirante Brown se encargaron de supervisar el procedimiento.