Gracias a un allanamiento que se realizó en la localidad bonaerense de Tigre, los pesquisas policiales lograron detener ayer a un individuo, de 56 años, quien se encuentra sindicado de ser el cabecilla de una peligrosa banda dedicada al robo de joyerías. El sujeto era intensamente buscado por estar implicado en la sustracción de alhajas por valor de 3.000.000 de pesos de un comercio, instalado en la provincia de Entre Ríos.

Los voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron a cronica.com.ar que el malviviente, de 56 años, fue apresado como saldo de un allanamiento que se concretó en una finca situada en Benito Lynch al 700, en jurisdicción del Barrio El Rincón de Milberg, en Tigre, en el norte del Gran Buenos Aires.

Este es el delincuente que fue apresado por los investigadores.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el marginal era buscado por hallarse sindicado de ser el jefe de una gavilla de ladrones, que se apoderó de alhajas valuadas en 3.000.000 de pesos de una joyería.

Trascendió que las mencionadas diligencias fueron llevadas adelante por los funcionarios de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de Tigre y de la (D.D.I.) de San Isidro.

Se confirmó que, el 18 de septiembre pasado, marginales ingresaron a un local de este rubro, ubicado en el cruce de Nueve de Julio y Maipú, en la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay, en momentos en los que el citado local se encontraba cerrado para la atención del público.

Basándose en una serie de labores investigativas, los policías consiguieron determinar que algunos de los miembros de la organización de asaltantes se hallaban escondidos en esa zona del conurbano.

Como epílogo de esta requisa, los servidores públicos incautaron seis relojes, aros de oro, cadenitas, un Chevrolet Meriva champagne con el dominio finalizado en 983, un revólver Ranger 32 largo con numeración limada, una pistola semi automática Bersa 22, una carabina Rubí 22, cargadores para armas de fuego, cuatro teléfonos celulares, una barreta, un criket, guantes de tela y dos handies.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Robo y portación ilegal de arma de fuego de uso civil”, el doctor Juan Pablo Mariano Gilé, titular de la Fiscalía N° 3 de Concepción del Uruguay, la Unidad Funcional de Tigre Centro y el Juzgado de Garantías N° 2 de los tribunales de San Isidro.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy