Durante los dieciséis allanamientos, además, se secuestró un arsenal de armas blancas, entre ellas, una réplica del sable de San Martín y una katana, presuntamente usadas para delinquir. "Estaban en perfecto estado de conservación y no descartamos que hayan sido usadas en algún robo", explicó uno de los investigadores.

Pero no sólo los cabecillas cayeron; además fueron detenidas otras cuatro personas acusadas de formar parte de esta organización dedicada a la venta de estupefacientes en la zona oeste del conurbano.

"Cercada por los operativos, la Gorda Nancy y su marido fugaron de su casa y se escondieron en un albergue transitorio de la Ruta 5, ex 7", dijo uno de los jefes policiales, y agregó que "ambos fueron apresados y se secuestró el auto en el que se movilizaban".

La causa, iniciada hace más de dos meses, permitió desbaratar esta banda que vendía marihuana y cocaína bajo la modalidad menudeo en el centro de Merlo .