Diez personas fueron detenidas acusadas de integrar una banda narco llamada “Los Minions” durante una serie de allanamientos realizados en distintas localidades del conurbano bonaerense, donde se secuestraron 315 kilos de marihuana listos para esconder en tubos de gas natural comprimido (GNC).

Fuentes policiales informaron el viernes que los operativos fueron realizados por personal de la Delegación Junín de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de la policía bonaerense y que los detenidos quedaron a disposición del Juzgado Federal de Junín, a cargo de Héctor Pedro Plou.

Según indicaron los voceros, tras una pesquisa de cerca de dos años se determinó que la banda tenía planeado realizar el tráfico de marihuana a través de tubos de GNC, por lo que los investigadores policiales de Junín realizaron once allanamientos en varios domicilios bonaerenses.

Los operativos se llevaron a cabo en las localidades de Caseros, Lanús, Junín, Ramos Mejía, Esteban Echeverría, Don Torcuato, San Isidro y Bella Vista, precisaron las fuentes.

En el allanamiento realizado en Caseros, dentro de un depósito, la Policía encontró 315 kilos de marihuana, distribuida en 132 panes rectangulares, y tubos de GNC, algunos de ellos con una ventana para guardar y ocultar la sustancia.

Además, los agentes incautaron siete armas de fuego, 6 kilos de cocaína en panes y en trozos, 15 frascos de ketamina líquida, una prensa industrial, dos autos y dinero en efectivo, entre otros elementos de interés para la causa.

De acuerdo a uno de los jefes policiales a cargo del procedimiento, la organización no sólo comercializaba estupefacientes en el Gran Buenos Aires sino también en ciudades del interior bonaerense, y para su distribución utilizaban camiones, autos y aviones.

En tanto, los voceros agregaron que varios de los detenidos poseen antecedentes penales por venta de estupefacientes y por otros delitos, y que dos de ellos tuvieron causas en Chile y en Brasil.