DETENIDOS. Luego de una persecución policial mientras conducían estos autos.

La exitosa franquicia de “Rápidos y furiosos” tuvo un capítulo más en la Argentina, pero en este caso con una mujer de 35 años como líder en lugar del pelado Dominique Toretto y tres jóvenes como copilotos, dos de ellos menores de edad.

A diferencia de los personajes cinematográficos, excelentes conductores todos ellos, estos de la versión criolla terminaron chocando dos veces tras una cinematográfica persecución.

Agentes de la Policía de la Ciudad que recorrían la avenida Eva Perón, en un móvil de la comisaría 48, observaron el momento en que un vehículo Volkswagen Sirocco, con cinco ocupantes a bordo, realizó una brusca maniobra girando en “U” para tomar a toda velocidad y de contramano la calle Martiniano Leguizamón, en sentido al Barrio 15, más conocido como Ciudad Oculta.

Los oficiales realizaron señales lumínicas para detener la marcha del rodado, pero su conductor hizo caso omiso, dando comienzo una persecución por varias calles del barrio de Villa Lugano. Desde el Departamento de Emergencias 911, se dio aviso por radio a los móviles de la zona, implementando un operativo cerrojo para frustrar la fuga de los delincuentes, quienes al llegar a la intersección de las calles Rucci con Echeandía, chocaron contra un contenedor de basura.

Pese a esto, los ladrones no detuvieron su marcha y continuaron la huida hasta impactar, metros más adelante, en el cruce de Rucci y Leguizamón contra un vehí-culo Fiat Siena, que lo obligó a detener su marcha. Por la violencia del choque cuatro de sus ocupantes no pudieron abandonar el auto, siendo inmediatamente detenidos por los agentes de la Policía de la Ciudad.

Por su parte, el conductor descendió del rodado y a la carrera ingresó dentro del Barrio 15, perdiéndose de vista. En comunicación con el 911, éste informó que el dominio colocado en el automóvil tenía pedido de secuestro activo por robo vigente desde el día 29/08/2017.

Las personas detenidas resultaron ser una mujer de 35 años y tres jóvenes de 20, 16 y 14 años. La causa quedó caratulada como “encubrimiento, atentado, resistencia a la autoridad y lesiones”. Realizadas las consultas con los magistrados interventores, se ordenó la detención de los imputados mayores, en tanto que la situación de los menores recayó en el Juzgado de Menores Nº 1, a cargo del Dr. Velásquez.