Joel “Chavito” Fernández, el único acusado de matar a Melina Romero, aseguró que es “inocente”, que se está “comiendo un garrón de otros” y que “quieren meter preso a cualquiera” por el hecho.

A poco de comenzar el juicio oral en los tribunales de San Martín, “Chavito” dijo que le “arruinaron la vida”, y que él no mató “a nadie”.

"Soy inocente, me quieren mandar preso por algo que no hice y me arruinaron la vida. Tengo un Dios que va a decir que soy inocente”, expresó el acusado. “Chavito” Fernández llegó libre al juicio por “homicidio agravado por ser cometido con el concurso premeditado de dos o más personas y por la condición de mujer de la víctima, en concurso real con abuso sexual agravado por ser cometido mediante acceso carnal seguido de muerte y privación ilegal de la libertad coactiva”.

Si bien la fiscalía no lo acusó por el hecho, sí lo hace el particular damnificado, por lo que la Justicia dispuso que sea sometido a un juicio por jurados, que comenzó esta tarde.

"Tengo una mujer y una hija que sufren conmigo lo que pasa y es un infierno todo esto. Me estoy comiendo un garrón de otros pero soy inocente. Y no maté a nadie, conocía a la chica (Melina) pero no maté a nadie. Quieren meter preso a cualquiera”, concluyó.

Fuente: Télam