La defensa de Joel “Chavito” Fernández, declarado culpable por un jurado popular del crimen de Melina Romero, la adolescente asesinada en 2014 en el partido bonaerense de San Martín, pidió el jueves a la Justicia que atenúe la pena a su cliente, ya que vive una complicada situación familiar.

El planteo fue realizado por el defensor oficial Santiago Reil en la audiencia de cesura realizada en la mañana del jueves en los tribunales de San Martín, durante la cual las partes pueden plantear al juez sus expectativas respecto de la pena a imponerle al condenado.

En esta instancia participaron también los padres de Melina y el propio condenado, quien lloró frente al juez del Tribunal Oral Criminal 5 de San Martín Adrián Berdichevsky, tal como lo hizo el día que fue hallado culpable por los jurados populares.

El defensor solicitó que al momento de resolver la pena que debe cumplir Fernández (20) por el “homicidio preterincencional en concurso real con la privación ilegal de la libertad coactiva agravada por la participación de dos o más personas” de Melina (16) se tenga en cuenta su difícil situación familiar.

Primero, Reil explicó que su asistido tiene un bebé de un año y medio internado en el hospital Thompson de San Martín con un cuadro de desnutrición, al tiempo que su mujer lleva adelante un embarazo de riesgo.

El defensor oficial requirió además que se realice un peritaje ambiental en el domicilio de la familia, con el fin de establecer que tiene un domicilio en un barrio “de clase trabajadora” y que pertenece a “una familia de bien”. Finalmente, requirió al magistrado que tenga en cuenta que su asistido no tiene antecedentes penales.

Por su parte, el abogado de la familia de Melina, Marcelo Biondi, sólo pidió que se aplique la pena en un tiempo “prudente” y se tenga en cuenta la cercanía a la feria judicial.

Fuera de los tribunales de San Martín, cerca de 30 mujeres que pertenecen a organizaciones de lucha contra la violencia de género y femicidios permanecieron en apoyo a la familia Romero.

Tras la conclusión de la audiencia, el juez informó que en un lapso de 20 días se volverán a reunir para decidir la fecha a dar a conocer el monto de la pena.

"Chavito" Fernández fue declarado culpable el 27 de este mes y quedó detenido tras conocerse el veredicto unánime de los doce jurados populares que intervinieron en el juicio.

El debate tuvo una particularidad: es la primera vez que se realiza un juicio por jurado sin que exista acusación fiscal, ya que la instructora judicial que llevó adelante la causa, María Fernanda Billone, desistió de acusar a todos los imputados y sólo Biondi insistió en mantenerla contra “Chavito”.

El testimonio “clave” en la causa fue el de una chica que actualmente tiene 20 años, quien relató que la madrugada del 25 de agosto de 2014, Melina la pasó a buscar con “Chavito” y otros jóvenes por su casa y que luego fueron a otra vivienda, donde durante varias horas les dieron drogas y alcohol y abusaron de ellas.

La chica dijo que en determinado momento la subieron a ella y a Melina a un auto y se dirigieron a un arroyo, donde ella pudo ver cómo tiraron el cuerpo de su amiga.

En la causa estuvieron detenidos otros dos jóvenes apodados “Toto” y “Narigón”, aunque no fueron acusados por la fiscal.

Melina fue vista con vida por última vez el 24 de agosto de 2014, cuando salió del boliche “Chankanab” de San Martín, adonde había ido a festejar su cumpleaños, y fue hallada un mes después a orillas del arroyo Morón, a pocos metros del predio de la Ceamse, en la localidad de José León Suárez, en dicho partido del noroeste del conurbano.