Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Cinco hombres fueron salvajemente asesinados a balazos y cuchilladas en diferentes sucesos que se registraron en los festejos por el comienzo de 2018, en las localidades bonaerenses de Virrey del Pino, Glew, José C. Paz, La Cañada y Tandil.

Los voceros revelaron que el primero de los hechos, donde la infortunada víctima fue identificada como Abel Gómez, se produjo en avenida Montecarlo, entre la avenida Brigadier General Juan Manuel de Rosas (la Ruta Nacional 3) y Magnolia, en Virrey del Pino.

Trascendió que el ilícito se descubrió cuando los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de La Matanza (Zona Sur), a raíz de un llamado al número telefónico de emergencias 911, arribaron al citado lugar, ya que la gente del humilde vecindario había denunciado que, tras escuchar disparos, observó a un individuo que yacía herido y ensangrentado en la vía pública.

De acuerdo con lo manifestado por los informantes, los pesquisas policiales lograron establecer que Gómez, que había dejado de existir, presentaba heridas de bala. Miembros de la comisaría de Virrey del Pino (2ª Sur de La Matanza) investigan lo ocurrido, estimándose que los responsable del brutal asesinato se hallarían refugiados en alguna villa de emergencia.

Por su parte, Federico Aristimuño, de 26 años, murió al ser agredido a tiros en Florencio Parravicini al 900, entre avenida Capitán Olivera y Pedro Luro, en Glew, en el sur del conurbano provincial, en un caso que es investigado por las autoridades policiales de la seccional 7ª de Almirante Brown.

Otros sucesos

En tanto, Juan Ibáñez, de 38 años, falleció tras ser operado por los médicos en el Hospital Domingo Mercante, en José C. Paz, luego de haber sido localizado herido en José Antonio Páez al 400, en jurisdicción de la comisaría 3ª del mencionado distrito. Rolando Báez Cabrera perdió la vida luego de haber sido agredido a balazos por un individuo conocido con el apodo de “Paloma”, en el cruce del arroyo Las Piedras y Comandante Franco, en La Cañada. Versiones aseguran que Báez Cabrera estaba en compañía de Claudio Diego Sosa, quien resultó herido y tuvo que ser trasladado, de urgencia, a un centro asistencial de la zona.

Basándose en testimonios, aportados por la gente del barrio, los pesquisas policiales de la seccional de La Cañada (5ª de Quilmes) averiguaron que dichos hombres aparentemente ingerían bebidas alcohólicas en esa esquina cuando fueron atacados.

Finalmente y al cabo de un altercado vecinal que ocurrió en Nigro al 3000, en Tandil, Marcelo Alsina, de 48 años, pereció acuchillado por Diego Cejas, de 23. Posteriormente, el responsable del crimen fue capturado por los investigadores policiales.