Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Las autoridades judiciales investigan a 5 integrantes de la Gendarmería Nacional Argentina, quienes participaron en la persecución de un individuo, quien se desplazaba a bordo de un automóvil robado y que murió en el violento suceso, que se registró en la localidad bonaerense de Moreno. Hasta el momento, se cree que el sujeto, al ver que había sido rodeado por los uniformados, se habría suicidado, disparándose un balazo en la cabeza, pero los funcionarios resolvieron que se lleven a cabo diferentes pericias.

Al respecto, los voceros de los tribunales de Moreno-General Rodríguez afirmaron que el occiso fue identificado como Carlos Alberto Coman, de 33 años.

El hecho finalizó en este lugar, en la zona Oeste del conurbano.

Trascendió que los hechos comenzaron en el cruce de Ecuador y la ruta provincial 25, cuando los gendarmes trataron de identificar al sujeto, quien se movilizaba en un VW Gol gris, patente MCV 849.

Según la versión oficial, Coman emprendió la fuga en el rodado y empezó a ser perseguido por los uniformados, hasta la esquina de Doce de Octubre y Nicaragua.

De acuerdo con el testimonio de los integrantes de la Gendarmería Nacional, el individuo, luego de comprobar que estaba rodeado, trabó las puerta del VW Gol y se disparó un tiro en la cabeza con un revólver Doberman 22 largo sin numeración.

Coman tuvo que ser trasladado al Hospital Mariano y Luciano de la Vega, en el citado distrito. El sujeto, que tenía antecedentes en 2013 por "Robo, encubrimiento y tenencia de arma de fuego de uso civil", ingresó al centro asistencial con muerte cerebral, hasta que finalmente dejó de existir.

Los informantes manifestaron que los gendarmes investigados son los cabos 1º Gastón Medina y Ángel Silva, los cabos Mario Andrada y Adrián López, y la suboficial Eliana Salva.

La fiscal

Intervino en la causa la doctora Carina Vanesa Saucedo, fiscal de la Unidad Funcional Nº 2 del departamento judicial de Moreno-General Rodríguez, quien dispuso que se incautaran el revólver que había en el coche y las pistolas reglamentarias de los miembros de la institución de seguridad federal.