En un supermercado del barrio San José, en la localidad bonaerense de Temperley, clientes redujeron y golpearon a un malviviente que abordó a una de las cajeras y le robó la recaudación.

Los vecinos contuvieron al delincuente en la sucursal de una conocida cadena de supermercados hasta que llegó la policía y lo detuvo.