Gran preocupación despertó la internación de al menos seis personas, tres en estado delicado, en centros de salud de Rosario con síntomas compatibles de haber consumido cocaína adulterada, en un escalofriante reflejo de lo que ocurrió en Buenos Aires durante la última semana.

Son cinco los pacientes -cuatro varones de 26, 31 y 41 años, y una mujer de 22- internados en el Hospital Roque Sáenz Peña, en la zona sur de Rosario, "con deterioro del sensorio y depresión respiratoria", informó la Secretaría de Salud Pública de Rosario.

A su vez, un hombre de 33 años fue internado en el Hospital Gamen, de la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, situada al sur de Rosario.

Los investigadores establecieron a través del testimonio de los familiares que todos los pacientes habían consumido cocaína aparentemente adulterada que compraron en el barrio Las Flores durante el fin de semana.

En ese sentido, algunos parientes incluso le entregaron a los pesquisas algunas bolsas de nylon con vestigios de la sustancia para que sean examinadas. 

Con el barrio Las Flores como el sitio señalado de la venta de la droga, avanzaban esta mañana en algunos allanamientos para dar con los responsables, indicaron medios locales.

Fuentes de la investigación anticiparon que la cocaína consumida por estas personas "fue mezclada con una sustancia más potente que la morfina", que puede conseguirse "en los hospitales".  

Es así que hay dos hipótesis fuertes, aunque no descartaban otras. Una de ellas es que sea una guerra entre bandas, para "desprestigiar" a una organización narcocriminal de la ciudad. La segunda es un posible robo de esta sustancia a algún centro de salud para luego mezclarla con cocaína.

Ver comentarios