La Policía reforzó la seguridad en la casa del comerciante. (Twitter)

Un comerciante mató a un ladrón de 18 años e hirió a otro de 15 cuando resistió a balazos un robo en su local del partido bonaerense de Lomas de Zamora, tras lo cual los familiares de los jóvenes baleados protagonizaron incidentes y arrojaron piedras y bombas molotov contra la propiedad del autor de los disparos, informaron el viernes fuentes policiales y judiciales.

El dueño del local, identificado como José Alberto Esteche Castillo (40), de nacionalidad paraguaya, quedó aprehendido y será indagado por el delito de homicidio por decisión del fiscal de la causa, quien no tiene dudas de que hubo un asalto en el local, pero quiere determinar si el comerciante actuó en legítima defensa.

El hecho, que quedó registrado por cuatro cámaras de seguridad, ocurrió a las 20 de ayer en el local de venta de zapatillas "AP Sport", ubicado en la calle Ricardo Palma esquina Amberes de la localidad bonaerense de Villa Centenario, en ese partido del sur del conurbano, donde Esteche Castillo también tiene su vivienda en la planta superior.

Según los investigadores, todo comenzó cuando dos jóvenes ingresaron al comercio haciéndose pasar por clientes interesados en un par de zapatillas exhibidas y fueron atendidos por la cuñada de Esteche Castillo, ya que el comerciante en ese momento estaba en su vivienda.

La cuñada alcanzó a avisarle al dueño del local que entraba gente antes de abrirles la puerta y por ese motivo Estecha Castillo, desde su casa y con una aplicación instalada en su celular, se puso a monitorear lo que pasaba dentro de su local gracias a las cuatro cámaras de seguridad que tiene instaladas -tres exteriores y una interior-.

Uno de los jóvenes extrajo un arma de fuego -un revólver calibre 32 que luego se supo estaba descargado-, amenazó a la mujer y a la niña de 3 años que estaba con ella y comenzaron a robar dentro del local, una secuencia que Esteche Castillo vio en vivo a través de su celular.

“El comerciante vio todo lo que estaba pasando a través de su celular y buscó la pistola calibre .45 que tiene como legítimo usuario. Le explicó a la policía que vio a su cuñada y a la nena en peligro y decidió ir al local a defenderlas”, confió una fuente judicial.

Las fuentes explicaron que el video del robo tiene algunos "baches”, ya que la cámara que graba en el interior tiene “puntos ciegos”.

Según los voceros, en el video, se observa que la nena de 3 años queda todo el tiempo en el local con el ladrón de 15 años que fue el primero en recibir un balazo en el abdomen y caer herido.

El otro asaltante, quien terminó muerto y en toda la filmación se lo ve con el arma en la mano, estaba fuera de cuadro porque había llevado atrás del mostrador a la cuñada del comerciante.

En el video también se observa que al ver caer a su cómplice, el delincuente armado, luego identificado como Javier Agustín Argüello (18), corrió hacia la puerta, pero como no tenía picaporte interior y sólo se podía abrir con una llave que no estaba colocada, no llegó a escapar y también fue baleado por la pistola .45 de Esteche Castillo.

"En el video también se ve que el chico de 15 años herido se sentó en un sillón dentro del local, se sacó una gorra, la campera y charló con el comerciante hasta que éste le abrió la puerta y lo dejó salir", reveló uno de los investigadores.

De inmediato, los vecinos llamaron a la policía y el adolescente -cuya identidad se mantiene en reserva por tratarse de un menor de edad-, fue llevado a la Unidad de Prontos Auxilios (UPA) de Villa Fiorito, tras lo cual fue trasladado al Hospital Gandulfo, donde esta mañana permanecía internado en terapia intensiva.

Familiares de los dos jóvenes baleados se hicieron presentes en el lugar, donde estaba encabezando las diligencias el fiscal de Lomas de Zamora a cargo de la causa, Héctor Toneguzzo, y agredieron a los policías y peritos de Policía Científica que se encontraban trabajando en la escena del crimen,
Los manifestantes arrojaron piedras y hasta bombas del tipo molotov contra el frente del local y la casa del comerciante.

Fuentes policiales aseguraron que los incidentes se extendieron durante gran parte de la noche y la madrugada y que los policías tuvieron que dispersar a los manifestantes arrojando postas de goma y gases lacrimógenos.

Los incidentes terminaron con cuatro efectivos de la comisaría de Villa Centenario heridos por las pedradas, uno de ellos con un profundo corte en la cabeza, por lo que fue trasladado a un centro asistencial donde le aplicaron cinco puntos de sutura.

Esta mañana, los familiares del adolescente herido acusaron al hombre que disparó de ser un dealer que vende drogas en el barrio desde hace pocos meses, aunque fuentes judiciales indicaron que no se halló nada de droga en el lugar.

"Este tipo que dice ser un comerciante utiliza su local para vender drogas y destruir a todos los chicos del barrio", dijo el viernes a la mañana la abuela del adolescente herido en medio de una crisis nerviosa.

El fiscal Toneguzzo, de la Unidad Funcional de Instrucción 3 de Lomas de Zamora, decidió dejar aprehendido a Esteche Castillo para que dé su versión de cómo sucedieron los hechos y terminar de definir si actuó bajo las circunstancias de una legítima de defensa y lo libera, o si hubo algún tipo de exceso.

"Los peritos encontraron descargada el arma del delincuente muerto, aunque eso no lo podía saber el comerciante. Como en el video no quedó grabada toda la secuencia, necesitamos escuchar al hombre para que brinde su descargo. Si todo cierra, será liberado", indicó a Télam una fuente judicial.

Toneguzzo ordenó secuestrar para peritajes la pistola .45 del comerciante, marca Ruger, como así también el revólver .32 largo que portaba uno de los asaltantes.

Además, el fiscal incautó como pieza clave para la investigación los videos de las cuatro cámaras de seguridad del local.

Fuente: DyN