Un comisario retirado de la Policía Federal fue condenado a dos años y medio de prisión por haber obligado a un sargento a trabajar como electricista en departamentos que estaba construyendo en la localidad bonaerense de Monte Grande. La sentencia recayó en Edgardo Ramis, ex titular de la seccional 10ª, quien fue hallado culpable de los delitos de “peculado (malversación de fondos públicos) y falsedad ideológica de documento público”.

En el fallo se explicó que a comienzos de 2007, Ramis y su esposa, Mónica Debenedetto (quien tiene una suspensión del juicio a prueba), estaban construyendo un complejo de cinco dúplex linderos a su domicilio, en Monte Grande. Para realizar “tareas de electricidad”, el comisario obligó a concurrir al complejo a un sargento por un período que se extendió desde julio de 2007 hasta abril de 2008, momento en el cual el efectivo lo denunció por presuntas amenazas.