Bignasco se aprovechó de dos chicas de 15 y 17 años.

La Justicia condenó a Hernán Bignasco, popular conductor televisivo de la ciudad de Paraná, a una pena de dos años y seis meses de prisión condicional, por el delito de abuso sexual simple contra dos menores de edad a quiénes manoseó durante un casting en su casa para un programa de TV, informó una fuente judicial.

La sentencia obligó también a Bignasco a someterse a un tratamiento psicológico y psiquiátrico durante un año y, en caso de no cumplirlo, deberá completar la condena en prisión efectiva. La condena por abuso sexual se dictó luego de que el conductor reconociera en un juicio abreviado su responsabilidad en un episodio que involucró a dos jóvenes de entre 15 y 17 años, a las que manoseó durante un casting para un programa de televisión que conducía todos los sábados en un canal local.

En la audiencia, Bignasco admitió los cargos y sus responsabilidades, y ofreció a la magistrada someterse lo más pronto posible al tratamiento psicológico para poder controlar “el problema de manosear o toquetear” a las mujeres, según él mismo reconoció. 

La condena se confirmó luego de que la jueza de Garantías Susana María Paola Firpo homologara el acuerdo que alcanzaron la fiscal Melisa Saint Paúl y los defensores del conductor, Miguel Cullen y Guillermo Vartorelli, a lo que se sumó el visto bueno del defensor oficial Miguel Ángel Fernández.

La denuncia fue presentada en 2016 en la Comisaría Octava y luego fue ratificada en los tribunales de Paraná por los padres de una adolescente de 15 años que en Cámara Gesell contó cómo se produjo el abuso en la casa del animador.

De acuerdo a la denuncia, que incluyó dichos de la mamá de la víctima, Bignasco forzó a la joven a que se besara con otra chica, y luego en su habitación la abrazó y manoseó en las piernas, pechos y cola por arriba de su ropa y le pidió que le tocara el pene.

Tras el testimonio que brindó la joven ante los psicólogos de tribunales, la fiscal dispuso una serie de medidas de prueba para constatar los dichos de la víctima, entre las cuales un allanamiento en la casa del animador, el secuestro de su computadora y el peritaje de los teléfonos celulares. Familiares y amigas de la chica contaron detalles de lo que ella les había dicho y terminaron de convencer a la fiscal para imputar a Bignasco por el delito de abuso sexual simple y convocarlo a prestar declaración indagatoria, según las fuentes judiciales.

La víctima dijo haber sido contactada a través de la red social Facebook por una adolescente de 17 años a la que conocía porque ambas concurrían a la misma escuela y que, según presume, trabajaba para el animador. El propio Bignasco fue a buscarlas en su auto y las llevó a su casa, donde, tras solicitarle a la madre que se retirara “para no distraer” la actuación de la joven, cometió los abusos por los que fue condenado.

Fuente: Télam