"Estamos mal. Todavía no vi a mi nieto, no se como comunicárselo. Mi nieto no sabe, ahora está con el padre. Vamos a ir de a poquito", comenzó explicando Juan Espíndola, papá de Lourdes Espíndola, asesinada por dos motochorros que le robaron su arma reglamentaria en Ituzaingó.

En referencia al asesino, Espíndola agregó que quiere "justicia, que lo agarren y que no salga más" porque "se llevó la vida" de su hija.

Luego, aclaró que no podría perdonar a los delincuentes. "No hay arrepentimiento. En este día hubo dos casos, no quiero que pase más lo que pasamos nosotros. No puedo perdonar a un chorro, se llevó parte de mi vida. Me achicó la familia y dejó un nene sin mama", dijo, consternado.

También criticó el accionar de la Justicia"Los policías actúan mal y van presos. En cambio, el chorro sale siempre libre. La policía se cansa de llevar chorros a la comisaría y los jueces no le dan la Justicia que le tienen que dar, los liberan".

Las contundentes declaraciones