La Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó este lunes una medida provisional a favor de la dirigente Milagro Sala y reclamó al Gobierno de Mauricio Macri que “de manera inmediata” sustituya la prisión preventiva en el penal de Alto Comedero “por la medida alternativa de arresto domiciliario”.

Tras escuchar los argumentos de las partes y analizar el caso, el tribunal internacional instó a que “el Estado de la Argentina adopte, de manera inmediata, las medidas de protección que sean necesarias y efectivas para garantizar la vida, integridad personal y salud de la señora Milagro Sala”.

“En particular, el Estado debe sustituir la prisión preventiva  de la señora Sala por la medida alternativa de arresto domiciliario que deberá llevarse a cabo en su residencia o lugar donde habitualmente vive, o por cualquier otra medida alternativa a la prisión preventiva que sea menos restrictiva de sus derechos que el arresto domiciliario”, indicó.

En este sentido, el órgano judicial de la Organización de  Estados Americanos (OEA) le ordenó al Estado que presente -con  fecha límite el 5 de diciembre próximo- un informe completo sobre las medidas provisionales adoptadas en cumplimiento de la sentencia cautelar, “luego de lo cual deberá continuar informando  a la Corte cada tres meses”.

Asimismo, el tribunal le solicitó al Estado argentino “que  realice las gestiones pertinentes para que la atención médica y  psicológica que se brinde a la señora Sala se planifique e  implemente con la participación de la beneficiaria o sus representantes”.

La Corte se pronunció sobre el caso Sala luego de que le  solicitara intervención la Comisión Interamericana de Derechos  Humanos (CIDH), al evaluar que fueron “incumplidas” las medidas cautelares en su caso por parte del Estado argentino tras el retorno de la líder de la Tupac Amaru al penal de Alto Comedero.

Sala fue privada de su libertad el 16 de enero del 2016, a  pocos días de haber asumido el radical Gerardo Morales al frente de la Gobernación jujeña: desde entonces se inició una fuerte  campaña internacional, articulada por el Comité por la Libertad de Milagro Sala, advirtiendo sobre las condiciones de detención y  las supuestas irregularidades judiciales en las distintas causas en las que la jefa tupaquera se encuentra implicada. 

De cumplimiento efectivo

 

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, dijo a la agencia Télam que "las decisiones de la Corte son de cumplimiento", al referirse a la disposición de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que indicó el Estado argentino "debe sustituir la prisión preventiva" de Milagro Sala por un arresto domiciliario o medidas alternativas "menos restrictivas".