El hecho se perpetró en una de las bandejas del edificio 12 del complejo Lugano I y II,  zona sur de la Ciudad de Buenos Aires, donde un sargento retirado de la PFA atendía su comercio cuando un delincuente intentó robarle.

Al darse cuenta de las intenciones del malviviente, el oficial retirado identificado como Eduardo Galeano (49) se trabó en lucha con el agresor,  por lo cual fue acuchillado y cayó muerto en la vereda, a metros de la puerta de su quiosco.

Tras el crimen, el asesino huyó, aparentemente herido, mientras que el personal de la comisaría 52da. de Policía de la Ciudad comenzó a investigar el homicidio. En la noche del mismo día, efectivos de la seccional 37ma. de la Ciudad recorrían Villa Urquiza y al llegar al cruce de Donado y Juramento hallaron a un hombre tirado en la calle, al auxiliarlo descubrieron que llevaba un cuchillo de cocina en sus manos y parte de su vestimenta manchada con sangre, que los peritajes demostrarían que se trataba del fluido hemático del ex policía asesinado en Lugano.

De acuerdo a los voceros, esta persona se encontraba inconsciente, por lo que fue trasladado por una ambulancia del Servicio Atención Médica de Emergencias (SAME) al Hospital Pirovano, y cotejaron con testmonios de testigos que señalaron que el homicida escapó en un colectivo de la Línea 114, cuyo recorrido llega hasta el barrio en el que se halló al asesino.

En base a todos los elementos de prueba reunidos, desde el Juzgado Criminal y Correccional 40 se dispuso la detención del sospechoso por el delito de homicidio.  

Fuente: Télam