Una mujer y su hija de 2 años fueron asesinadas a cuchilladas en su casa de la ciudad de Rosario, tras lo cual fue detenido un hombre que vivía con ellas, quien el miércoles será imputado en la causa que en principio llevaría la carátula de femicidio.

Así lo revelaron fuentes de la investigación al señalar que los crímenes fueron perpetrados a primera hora del martes en una casa de la calle Villarino al 3700, en el barrio Acindar, motivo por el que al mediodía fue detenido un hombre de 34 años acusado como autor de los asesinatos.

Las víctimas fueron identificadas por las fuentes como Fernanda Laconca, de 33 años, y su hija, Camila Furiasse, de 2. Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron que el acusado Iván Lucas Furiasse, de 34 años, quedó detenido y a disposición de la justicia.

Asimismo, señalaron que Furiasse será imputado formalmente por el femicidio el miércoles en la audiencia de notificación respectiva. El joven fue acusado de haber asesinado a su esposa y su hija de varias cuchilladas aparentemente después de que ambas despertaran y que mantuviera una discusión con la madre de la niña.

Las víctimas fueron halladas muertas cuando la Policía logró entrar a la vivienda en la zona sudoeste de la ciudad. El gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) trabajaba el martes por la tarde en la vivienda por orden del fiscal Florentino Malaponte, de la Unidad de Homicidios Dolosos, quien pidió diversas pericias para reconstruir cómo fueron cometidos los crímenes.Fuentes judiciales confirmaron que los cuerpos de las dos víctimas presentaban múltiples heridas de arma blanca.

Los familiares de las víctimas se acercaron hasta el lugar donde se produjo el doble crimen y confirmaron el deceso en medio de un operativo para preservar la escena y evitar la intromisión de los habitantes de la zona frente a la cual se encuentra una escuela.

De acuerdo a datos preliminares, los agentes del Comando Radioeléctrico intervinieron a raíz de un llamado al 911 por los gritos que se escuchaban desde el interior de la casa donde encontraron al principal sospechoso, quien posteriormente fue arrestado. Dos ambulancias y unos siete patrulleros se encontraban apostados en el sitio donde vivía la familia a la espera de que concluyeran las actuaciones judiciales para poder retirar a los cadáveres.

Las fuentes señalaron que en el marco de la investigación, la fiscalía espera conocer el resultado de varias medidas en curso para determinar el móvil del doble asesinato y la mecánica del episodio.