El joven se encuentra en libertad. 

Crearon grupo anónimo en las redes sociales que defiende y se declara "fan" de Rodrigo Eguillor, el hijo de la fiscal acusado de violar a una joven de 22 años en el barrio porteño de San Telmo.

LEÉ TAMBIÉN: El perfil de Rodrigo Eguillor, "El Facha" de Banfield

El acusado, liberado tras pasar la noche en la Alcaidía III de La Plata por otra causa que se le sigue por coacciones agravadas y resistencia a la autoridad en Lomas de Zamora, fue duramente cuestionado en las redes sociales.

LEÉ TAMBIÉN: Cómo fueron las horas de Eguillor en el pabellón

Sin embargo, un grupo de usuarios que lo defienden crearon un insólito grupo en Twitter. En ese perfil, aseguran que creen en la inocencia del acusado y expresaron "bancarlo" hasta que se demuestre lo contrario.

En la descripción del Twitter, escribieron la razón por la cuál crearon el grupo: "Porque creemos en su inocencia y es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Te bancamos "Rorito" Eguillor. Nunca caminarás solo".

En tanto, en los comentarios, manifestaron: "No es un monstruo ni un demonio. Es un chico con sentimientos que tiene nuestro apoyo hasta las últimas consecuencias". 

Agregaron: "Le dicen asqueroso a Rodrigo Eguillor y más asquerosa es la gente que lo acusa sin pruebas e inventando cualquier cosa. Te amamos".  

"¿Cómo no creerte, Roro Eguillor? Desde el momento cero diste la cara. Por eso y mucho más, te bancamos y creemos en tu inocencia", escribieron en otra de las publicaciones.  

Eguillor fue imputado, a pedido de la fiscalía Criminal y Correccional N° 22 de Eduardo Cubría, por el Juzgado Nº 48 de Alicia Iermini por los delitos de privación ilegal de la libertad, violación y daños tras la aparición en redes sociales de videos en los que se lo ve forcejeando en el balcón de un departamento en San Telmo con una joven, que fue identificada como Lourdes Segura, de 22 años.

Esta tarde, el abogado Fernando Burlando tiene previsto concurrir a la fiscalía de Cubría, para solicitar la detención de Eguillor, sobre quien ya pesan dos restricciones: una de prohibición de salida del país, y otra perimetral para que no se pueda acercar a la denunciante, avalado por el juzgado de Capital Federal.