La detención de Claudio Argañaraz (37 años), por el crimen de Benjamín Amaya, que ocurrió hace dos semanas, dio origen a un proceso judicial complicado. Ahora, la fiscal Adriana Giannoni, está a cargo de  solucionar las cuestiones fundamentales, como reunir pruebas para comprobar la hipótesis que viene elaborando.

Primero, se debe definir si “Cococho”, que no tiene antecedentes por haber cometido ningún delito, es imputable. Ya fue enviado material a Salta para que sean sometidos a una serie de pericias. Segundo, se están realizando comparaciones genéticas y, entre otras, exámenes biológicos y químicos que contribuirían a clarificar el hecho. 

En tanto, en las últimas horas se presentaron y en los próximos días se presentarán en la fiscalía individuos que colaboren a establecer cuál sería el móvil del crimen. Hasta ahora, la hipótesis elaborada, aún no comprobada, es que el imputado, hermano del abuelastro de Benjamín, habría intentado abusar del chiquito, pero como no lo consiguió, y ante el temor que lo denunciara, habría decidido matarlo.

La víctima de cuatro años. (Twitter)

Investigación del caso 

1)El cable: van a analizar los restos de pintura que tenía el cable con el que fue ahorcado Benjamín. Los investigadores encontraron en la casa de uno de los hermanos del acusado Argañaraz un tacho de pintura del mismo color de ese cable. Por este motivo, enviaron muestras para que en un laboratorio de Salta, a través un análisis químico, se confirme o se descarte si se trata del mismo líquido.

Parecería que “Cococho” habría estado manipulando ese tacho antes de cometer el delito. Tampoco se descarta que haya conseguido el cable en la vivienda de esa persona.

2) Pruebas genéticas: la Justicia recolectó una gran cantidad de muestras para realizar comparaciones genéticas, como pelos encontrados en el cuerpo del niño, prendas secuestradas al sospechoso -que serán analizadas para ver si alguna de estas fue utilizadas durante el crimen-, el cable con el que fue ahorcado el menor para determinar si tiene restos de tejidos, y el material extraído debajo de las uñas de la víctima y del acusado. 

3) Pericias psiquiátricas: el acusado, al principio fue entrevistado por un psicólogo forense, quien estableció que no había ningún impedimento legal para que prestara declaración como imputado. Pero luego de que fuera formalmente imputado por el hecho, el defensor Pablo Cisneros pidió una nueva pericia, ya que según él mismo, era inimputable. 

4) Declaraciones testimoniales: la fiscal sigue recibiendo testimonios. Diversas personas informaron que Argañaraz no estuvo en los lugares donde generalmente se encontraba entre las 14 y las 17, horario en el que supuestamente se produjo el crimen.

5) El relato de los familiares: la fiscal Giannoni confirmó que en los próximos días pasarán por Tribunales los allegados a la víctima. Se espera que confirmen algunos datos para tratar de establecer el móvil del crimen. Según los parientes de “Cococho”, él no fue el autor del delito e indicaron que el sospechoso estuvo con ellos todo el tiempo. Sin embargo, esas versiones se contradicen con las declaraciones de los vecinos.

6) Los dichos de los amigos: la Justicia entrevistó a varios nenes, compañeros de Benjamín, a través de Cámara Gesell. Declararon cómo era “Benja” y a qué jugaban cuando estaban juntos. También habrían brindado datos acerca de la relación que mantenían con “Cococho”. Como se trata de menores de edad, sus dichos se mantienen en reserva. 

7) Intercambio de datos: durante los allanamientos realizados luego de la aprehensión del único acusado, los investigadores hallaron debajo de su cama una bolsa de plástico con prendas íntimas de nenas. De acuerdo a fuentes policiales, ni él ni sus familiares pudieron explicar el motivo.

8) Rueda de reconocimiento: un sujeto, declarado como testigo de identidad reservada por la Justicia, confesó haber sido quien vio caminar de la mano a "Cococho” con “Benja” el día del crimen. 

9) Análisis de teléfonos: al menos dos celulares fueron secuestrados en el entorno del chico por el Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF). 

10) Un duro escollo: tras días de búsqueda, los pesquisas se dieron con una dura realidad. No existe una cámara en la zona donde se cometió el crimen, por lo que no se podrá ubicar el recorrido de la víctima con el sospechoso. 

Familiar del pequeño detenido por el crimen. (Twitter)

Crimen

El nene de 4 años fue hallado colgado de un puente en el municipio tucumano de Las Talitas, al noroeste de la capital provincial. 

Los forenses confirmaron que el menor tenía algunas lesiones superficiales en sus manos y rostro, compatibles con lo que se conoce como heridas defensivas, que se producen en resistencia a un ataque. Al mismo tiempo, la autopsia reveló que la muerte fue por asfixia a causa de ahorcamiento con un cable.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Román de Antioquía

La Iglesia recuerda a San Román de Antioquía

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos