El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de la Ciudad condenó a prisión perpetua a Luis "Yun" Gómez como autor del crimen de Brian Aguinaco, el chico de 14 años asesinado horas antes de la Nochebuena de 2016 por dos delincuentes en moto que escaparon a los tiros tras un asalto en el barrio porteño de Flores. Gómez conducía la moto en la que viajaba el joven que disparó contra el niño, de 14 años.

Gómez era el único detenido por el asesinato. En la previa se negó a decir sus últimas palabras y los jueces Adrián Pérez Lance, Fernando Ramírez y Luis Salas declararon un cuarto intermedio hasta la lectura de su decisión.

Además en el juicio se investigó la responsabilidad de otros 4 miembros de la denominada "Banda de la salita", a la que pertenecían los dos asaltantes, que se dedicaban a robos violentos y usurpación de viviendas, entre otras actividades ilícitas. Uno de ellos, Eric Blas González, el hermano del menor autor del disparo. En ese sentido, el tribunal condenó a Gustavo Mendieta a la pena de 17 años de prisión por ser coautor de robo doblemente agravado y por el uso de armas de fuego, además de homicidio en grado de tentativa.  González, en tanto, recibió una pena de 5 años de prisión; Irving Cruz Yupanqui, 3 años y 6 meses de prisión; y Luis Cantoral, 2 años de prisión en suspenso. 

Los padres de Brian llegando a Tribunales (Foto: Télam)

El crimen se produjo en la tarde del 24 de diciembre en el Bajo Flores, en momentos en que el adolescente acompañaba en auto a su abuelo Enrique Aguinaco. Escucharon gritos de dos mujeres que eran asaltadas por motochorros y el hombre dobló en contramano para disuadirlos. La moto era manejada por Gómez y su cómplice Brian Cruz González, menor de edad al momento del asesinato, sacó un arma calibre nueve milímetros y le disparó a Brian en el cuello, lo que le provocó la muerte días después en el Hospital Piñero, donde estaba internado.

El nene tenía 14 años cuando recibió el disparo.

Previo al veredicto el 11 de abril pasado la fiscal del juicio Irma García Netto pidió para Gómez la pena de prisión perpetua por considerarlo coautor de "homicidio criminis causa", es decir matar para ocultar otro delito, en este caso el robo, y lograr la impunidad.

"No quedan dudas de cómo ocurrió el suceso, reconstruido a través de las filmaciones y testimonios, que provoca la muerte de Aguinaco con un disparo que efectúan las dos personas que iban en la moto", indicó la fiscal en su alegato. La funcionaria consideró además que "existió un plan previo y común con quien disparó en ese momento y (Gómez) sabía que era un menor de edad con un arma que se iba a utilizar". Para la fiscal el disparo fue "para poder eludir a la Justicia y para proteger su apoderamiento", que en este caso era la cartera de una de las dos mujeres asaltadas.

El adolescente que disparó, que tenía 15 años al momento del crimen, fue detenido aunque poco después fue declarado inimputable y enviado por su familia a Perú. Luego volvió por poco tiempo a la Argentina y partió nuevamente. Finalmente fue sobreseído.

La semana pasada, en Facebook, la madre de Aguinaco, Eliana Passada, recordó que, además de Gómez, en la muerte de su hijo estuvo involucrada otra persona, un adolescente argentino de ascendencia peruana, que fue deportado a Perú porque, por su edad, no podía ser considerado punible. “El que disparó, siendo menor en ese momento, hoy está libre y no tiene ningún procesamiento”.

Provocaciones

En un pasillo del sexto piso, la familia Aguinaco fue objeto de provocaciones y burlas de un grupo de amigos del acusado. Uno de ellos comenzó a reírse y a señalar a la familia. "¿De qué carajo te reís?", dijo alguien cercano a la víctima, exasperado. "No voy a soportar que se rían de mí", dijo la madre de Brian.

Tuvo que intervenir la Policía Federal, que custodiaba el edificio. Al final del veredicto, hubo empujones y más gritos. "Nos faltaron el respeto", dijeron los padres de Brian. 

"Es una etapa terminada y duele, hace dos años y medio que estamos esperando y no podemos más", agregaron con lágrimas en los ojos. 

Ver más productos

El beato Juan Franscisco Marinoni, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Juan Francisco Marinoni

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos