Por Ignacio Barrios

@BarriosNacho

El 18 de enero se produjo, en las inmediaciones del boliche "Le Brique" en Villa Gesell, un brutal asesinato a manos de una "patota" de pibes. Un grupo de salvajes, cuyo denominador común era su condición de jugadores de rugby del club Naútico Arsenal Zárate, atacó cobardemente a Fernando Báez Sosa, luego de que el chico intentara separar una pelea protagonizada por esta "manada" en el local bailable.

La brutalidad del crimen decantó en la demonización del rugby en su esencia como origen y explicación del comportamiento violento de los asesinos. Sin embargo, ¿es dable culpar a ese deporte como factor determinante del crimen? ¿Los usuarios de redes sociales que apuntan contra el rugby, conocen sus principios? ¿Lo habrán jugado alguna vez? Lo real es que, el desconocimiento de las reglas del juego y de su práctica no colabora en el esclarecimiento de un hecho delictivo que por estas horas tiene destrozada a una familia. 

Momento de la detención de los imputados.

Lo real es que, existe. principios básicos que conforman la estructura de esta disciplina, y la hacen distinta a cualquier otra: sólo los capitanes pueden dirigirse al árbitro, no sin antes referirse a él como "señor". Concluído cada enfrentamiento jugadores, suplentes y entrenadores deben estrechar la mano del rival, independientemente del resultado y el desarrollo del partido. No hay números en las camisetas que distingan a quienes ingresan al campo de juego porque ninguna personalidad está por encima de otra.

"El rugby es un deporte de caballeros" es una frase que se repite en cada categoría de los distintos clubes que componen las 25 uniones que nuclea la Unión Argentina de Rugby (UAR). Pero no es de caballero golpear, bajo ningún concepto, a otra persona. Ese comportamiento es inadmisible tanto para un jugador de rugby, un estudiante de medicina, un maestro mayor de obra o cualquier otra persona.

Así las cosas, el término "rugbier" se carga de una connotación fuertemente negativa: quienes practican este deporte son vistos como violentos y prepotentes. Pero esa lectura olvida que lamentablemente, la violencia es intrínseca a nuestra sociedad y que los jóvenes salen cada fin de semana sabiendo que "las piñas" formarán parte de la noche. 

La voz de Los Pumas

Matías Orlando, jugador de Los Pumas y Jaguares -equipo argentino que disputa el Súper Rugby- se hizo eco de lo ocurrido y se pronunció al respecto. “Es lamentable que estén pasando estas cosas. Lamentablemente, son cada vez más comunes. Tengo primos de esas edad y me cuentan las cosas que pasan en los boliches y que exceden al deporte. Es una cuestión que le atañe a la sociedad. Todos tenemos la responsabilidad de generar un cambio", soltó el tucumano.

Daniel "Huevo" Hourcade, ex DT de la selección, también habló y además de llevarle su pésame a la familia pidió "no ensuciar al rugby por la acción de esos chicos. No por eso pueden involucrar al rugby en general por acción de uno o dos tipos. Hay más de 120 mil jugadores de rugby. Como en toda sociedad hay de todo", culminó.

No podemos volver el tiempo atrás para evitar la muerte absurda producto del comportamiento de unos pocos, pero si podemos tomar conciencia, no sólo para que la violencia deje de ser moneda corriente en los boliches de todo el país, sino también para dejar de estigmatizar por estereotipos.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San José Oriol

La Iglesia recuerda a San José Oriol

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos