Un grupo de jóvenes asesinó a golpes de puño y patadas a Lautaro Padín, de 20 años, a la salida de una fiesta de cumpleaños en la localidad bonaerense de  Berazategui. La víctima murió en el Hospital Evita Pueblo, luego de agonizar durante 14 días. Ahora, en medio del dolor, su familia pide Justicia. 

En diálogo con Crónica HD, Daniel Padín, papá del chico de 20 años asesinado, remarcó que el caso de su hijo es igual al de Fernando Báez Sosa, el joven que murió tras ser atacado por grupo de rugbiers a la salida de un boliche de la ciudad balnearia de Villa Gesell, con la diferencia de que Lautaro no murió en el acto.

Lautaro Padín, el joven de 20 años que falleció tras agonizar durante 14 días. 

"Lo único que quiero es que estos tipos estén presos, y que mi hijo en su nicho descanse en paz, Lautaro tenía 20 años", expresó Daniel a este medio. 

Según detalló el hombre, su hijo asistió a una fiesta a cuatro cuadras de su casa, donde "tuvo un altercado con una persona". "Él se quiere retirar, y cuando se retira lo corren en manada diez personas, durante tres cuadras. Le faltaron solo 50 metros para llegar a casa", contó. El hecho ocurrió el pasado 17 de julio. 

De acuerdo a lo que relató Daniel "lo derribaron de un piedrazo en la cabeza que le produjo una fractura de cráneo y hundimiento. Ahí cayó inconsciente". "En el piso lo patearon de una manera terrible y le robaron sus pertenencias. Mientras hacían todo eso lo filmaron", agregó. 

Así fue que Lautaro quedó tirado en el piso descalzó y sin abrigo, en medio de la vía pública. Fue un vecino de la zona, quien pasó por el lugar, lo reconoció, y dio avisó a su familia, que llamó a la ambulancia la cual llegó a la media hora. "Catorce días estuvo internado hasta que encontró la muerte el 31 de julio", expresó Daniel. 

La UFI N°4 de Berazategui, a cargo de la fiscal Borrone Silvia, tiene el causa, que en una primera instancia estaba caratulada como lesiones graves y "ahora se recaratuló como homicidio culposo", por la que aún no hay ningún detenido, expresó Daniel, quien enfatizó que a su hijo "no solo lo mataron, sino que lo robaron y subieron fotos al Instagram vestidos con su ropa".

En esa línea, el hombre advirtió que los asesinos de su hijo "es toda gente conocida del barrio". "¿Cuánto tiempo más tiene que pasar para que estos asesinos estén presos?", cuestionó a la Justicia. A la vez que remarcó que teme por su hija, y su ex mujer, ya que los atacantes están en libertad y son de la zona.

El hecho tuvo lugar el 17 de julio pasado, en el cruce de avenida Dardo Rocha y calle 4. Se comprobó que Padín había participado de una fiesta de cumpleaños en una vivienda de esa zona y que mantuvo una brutal disputa callejera con los criminales, quienes lo atacaron a golpes de puño y patadas en diversas partes del cuerpo. En el centro asistencial, se determinó que el muchacho presentaba contusión cerebral y fractura de cráneo, por lo cual debió recibir asistencia respiratoria mecánica.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy