El juez de Garantías 8 de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, dictó la prisión preventiva para los hermanos Gabriel y Pablo Guevara, únicos detenidos por el asesinato de la enfermera Marcela Coronel, que fue asesinada en mayo. Gabriel Guevara, pareja de Coronel al momento del crimen, está acusado de homicidio calificado por el vínculo por ser autor del hecho, mientras que Pablo es considerado partícipe secundario del crimen.

De esta manera Vitale dio lugar al pedido realizado el jueves por parte de la fiscal Marcela Juan, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Lomas de Zamora. El 28 de mayo, el cuerpo de Marcela Coronel fue hallado en la vivienda que compartía con su pareja, en Longchamps.

Su hija, una pequeña de 1 año y medio, había sido abandonada esa mañana en una casa de Burzaco, ubicada en Buenos Aires al 3500. La autopsia determinó que murió por "asfixia con lazo", pero el cuerpo presentaba lesiones en la cabeza, producidas por un objeto contundente.

Fueron detenidos como sospechosos del asesinato Gabriel Guevara, pareja de la mujer, y su hermano Pablo. La fiscal de Violencia de Género de Lomas de Zamora, Marcela Juan, ya había imputado al esposo de la víctima el 1° de junio a raíz de una serie de contradicciones en su testimonio.

Las sospechas contra Pablo, en tanto, surgieron por los datos aportados por el padre y por Gabriel, además de los videos de cámaras de la Municipalidad de Almirante Brown que lo mostraron con su sobrina en brazos poco antes de que apareciera abandonada en Burzaco.