El barrio mendocino de Bombal quedó conmocionado el jueves pasado, cuando se supo del asesinato de Luziano Moreno. El perodista deportivo de 30 años fue hallado muerto en el auto de Pablo Rivas Stewart, el principal sospechoso. Con considreables pruebas en su contra, la familia del hombre de 27 años buscó la defensa de un abogado con un considerable historial.

Rivas será enviado este lunes a Penitenciaría tras decidir no declarar de manera oficial. La fiscal Claudia Ríos ordenó su detención e imputó al sospechoso por homicidio criminis causa en concurso real y robo en grado de tentativa, causas que podrían dejarlo en prisión perpetua si la Justicia determina que es culpable del crimen. 

El acusado, Pablo Rivas, fue detenido con un bidón de nafta en su auto y la policía sospecha que buscaba deshacerse del cuerpo quemándolo.

Siguiendo los testimonios del policía que detuvo a Rivas en su auto, con la ropa ensangrentada, dos cuchillos en su persona y los $4 millones de pesos que Moreno había llevado al intercambio de divisas que terminó en su asesinato, la fiscalía teoriza que los $22 mil dólares que Rivas le había prometido al periodista nunca existieron. El planteo principal persume que la transacción nunca iba a darse y que el crimen se dio como consecuencia de un robo que salió mal.

El abogado ya contratado por la familia del acusado deberá derribar las fuertes acusaciones y desestimar la evidencia en contra de Rivas para liberarlo de las causas en su contra; la tarea parece olímpica, pero no sería la primera vez que Alejandro Cazabán lo consigue. 

Alejandro Cazabán representrá a Pablo Rivas, acusado de asesinar al periodista mendocino

El abogado defensor de Rivas hizo olas en San Rafael por su papel en el Caso Silva.

Cazabán, ex funcionario del Gobierno de Celso Jaquepre-candidato a intendente de San Rafael por el Partido Renovador Federal en 2019, quedó en el centro de la escena cuando tomó la defensa de Julieta Silva. La mujer de entonces 30 años fue acusada de homicidio agravado por atropellar con su auto a su pareja, Genero Fortunato, en 2017. El abogado logró cambiar la imputación a homicidio culposo agravado por accidente vial, con una condena de tres años y nueve meses de prisión.

Tras la victoria en el Caso Silva, Cazabán tomó otros tres casos en defensa de hombres acusados de abuso sexual agravado, uno de ellos contra su hijastra y otros dos contra sus propias hijas. Tanto Miguel Ángel Casado Campos como Edgardo PorcelJorge Maza fueron encontrados culpables de abusar de las entonces menores de edad, y condenados a más de 10 años de prisión cada uno.

El abogado Alejandro Cazabán estará a cargo de la defensa legal de Rivas, acusado del asesinato de Moreno.

Cazabán también representó a la familia de Florencia Peralta, mujer policía asesinada por su colega y expareja en un caso de homicidio agravado por el vínculo y por violencia de género, por el cual el culpable recibió la condena de prisión perpetua.

Ahora como defensor en el caso Moreno, el abogado iniciará la defensa de su cliente buscando, en principio, que se cumplan todas sus garantías. Mientras tanto, la división de Delitos Tecnológicos busca acceder al celular del sospechoso para tener un panorama más preciso sobre la transacción de dólares que terminó con el asesinato de Lorenzio Moreno.