El miedo no será zonzo, pero la desesperación puede llevar a accidentarse. Un delincuente de 22 años que conducía a toda velocidad un Volkswagen Gol para escapar de la policía chocó de frente contra un Fiat Palio en el que viajaba un hombre inocente junto a sus dos pequeñas hijas, quienes resultaron heridas y debieron ser trasladadas hasta el hospital. Así están las cosas, en sólo segundos uno que puede ser el mejor conductor del mundo, el mas cuidadoso, puede verse envuelto en una tragedia por un ladrón en fuga.

Según el Diario Hoy, el hecho tuvo lugar en Montevideo y 7, de la localidad de Berisso, y el muchacho que protagonizó el incidente venía de cometer un robo a mano armada momentos antes. Según detallaron voceros oficiales, todo sucedió pasadas las 8 del sábado, cuando por motivos a establecerse ambos rodados colisionaron en la mencionada dirección.

Personal del Comando de Patrullas de dicha ciudad, al mando de José Coria, arribó a la escena para asistir a los damnificados, constatando que en el Palio viajaban las dos hijas del conductor, de 7 y 11 años, quienes presentaban lesiones en el rostro. Debido a esto, fueron llevadas hasta el hospital Larraín, donde recibieron las respectivas curaciones.

Asimismo, el tránsito se vio afectado durante varios minutos, ya que se procedió a preservar la escena para que miembros de la Policía Científica realizaran las pericias de rigor.

Fue allí cuando los oficiales cursaron los datos de ambos conductores al sistema y descubrieron que el chofer del Gol tenía un pedido captura activo por el delito de "robo calificado", por lo que fue detenido y llevado hasta la sede de la comisaría primera.

El episodio fue caratulado como "lesiones culposas y captura activa", tomando intervención la Jefatura Departamental La Plata, al mando de Javier Martínez, y la UFI número 10. Cabe mencionar que las dos niñas se encontraban fuera de peligro luego de ser asistidas por personal médico.