Un motochorro muerto a balazos, otro detenido y dos prófugos fue el saldo de una persecución y tiroteo ocurridos luego de que los delincuentes robaran una camioneta, en un caso que se registró el martes en el oeste del Conurbano.

Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que los hechos comenzaron en la jornada de la víspera en las inmediaciones del cruce de las rutas provinciales 21 y 1001, cuando los individuos le sustrajeron a un hombre una camioneta Fiat Fiorino, dominio AE059BS, en la que se dieron a la fuga.

Momentos después, los sujetos empezaron a ser perseguidos por los integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Morón, quienes observaron que los asaltantes escapaban en la camioneta y a bordo de una motocicleta.

Trascendió que uniformados del Comando Patrulla (C.P.) se sumaron al operativo, oportunidad en la que vieron cómo los malvivientes que huían en la Fiat Fiorino cayeron con este rodado en una zanja situada en el cruce de Coronel Conde y Martínez Castro, en González Catán.

Se generó en la mencionada esquina un enfrentamiento armado entre los ladrones y los efectivos policiales, quienes consiguieron abatir a disparos a uno de los sospechosos, que fue alcanzado por, al menos, un certero proyectil en la cabeza.

Mientras tanto, otros tres individuos bajaron de la camioneta y trataron de fugar a la carrera, pero uno de ellos, de 23 años, fue capturado por los funcionarios luego de haberse escondido en una finca ubicada en Juan Pío Gana y Las Rosas.

La víctima del asalto se apersonó en el lugar del tiroteo y les narró lo ocurrido a los policías.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Robo agravado por el uso de arma de fuego, abuso de arma, atentado y resistencia a la autoridad, y homicidio”, el fiscal Federico Germán Medone, quien resolvió que los peritajes sean efectuados, por motivos de protocolo, por los miembros de la División Criminalística y Estudios Forenses de la Gendarmería Nacional Argentina (G.N.A.).

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, en el escenario del enfrentamiento, los gendarmes incautaron dos armas de fuego que habrían sido utilizadas por los ladrones.

A su vez, Medone resolvió que los peritos de la Policía Científica se ocuparan del traslada del cadáver del sujeto a la sede de la morgue judicial que se encuentra instalada en los tribunales de Lomas de Zamora.

Pesquisas policiales de la comisaría de González Catán realizan diferentes procedimientos en esa zona, con el objetivo de averiguar el paradero de los prófugos.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy