La Congregación de los Hermanos Maristas, a cargo del colegio Champagnat, reconoció este jueves la existencia de dos casos de abuso sexual contra ex alumnos de esa tradicional escuela del barrio porteño de Recoleta, tras el escándalo de la separación del director general de la institución por la misma acusación, el hermano Ángel Duples.
 
La orden católica, a través de uno de sus voceros, precisó que uno de los acusados es “un hermano que habría muerto” y el otro “un portero que ya no trabaja en el colegio”, al tiempo que resaltó que “hasta ahora no hubo otra denuncia contra Duples”, quien permanecía este mediodía en un geriátrico de la congregación. 

Por su parte: “Hubo dos casos más de supuesto abuso contra ex alumnos del colegio Champagnat, pero son históricos, también ocurridos hace muchos años”, dijo el hermano Gonzalo Santa Coloma, responsable del Protocolo de Protección de los Derechos de la Infancia, de la orden católica, tras recordar que el apartamiento de Duples (61) fue a raíz de un presunto abuso perpetrado hace 38 años en el Instituto San José, de Morón.
 
El también profesor de Psicología Pastoral dijo que pudo “conversar” con las presuntas “dos víctimas”, pero aclaró que “no” fue “personalmente”, producto de que carecía de tiempo por la requisitoria periodística tras la repercusión que cobró el caso de Angel Duples.
 
“Pero hemos quedado en encontrarnos con las dos personas que dicen haber padecido esto, que me avisaron que no tienen la intención de hacer una denuncia. Son dos casos nuevos que no recaen sobre el hermano Duples. Sobre este hermano no recae ninguna otra denuncia hasta ahora”, sostuvo Santa Coloma.
 
El docente, al ser consultado sobre quiénes serían los victimarios, se limitó a responder: “Un hermano que habría muerto y un portero que ya no trabaja en el colegio”.
 
La tradicional escuela de Recoleta, el 10 de agosto último, en un comunicado de prensa informó: “El Colegio Champagnat de los Hermanos Maristas ha tomado conocimiento de un hecho ocurrido hace aproximadamente 38 años”.
 
De inmediato, agregó que “en el episodio un ex alumno de otro instituto de la misma congregación (por el San José, de Morón) habría padecido un agravio ocasionado por un Hermano que en aquel entonces se desempeñaba en el referido instituto, y que en los últimos diez años cumple tareas directivas en el colegio (por Duples)”.
 
Santa Coloma dijo que la presunta víctima “es un profesional que, cuando sucedió el episodio que manifiesta, tenía 11 años” y se encontraba “junto a otros chicos, compartiendo una carpa por la noche” con Duples “en un campamento” organizado por el Instituto San José.
 
“El profesional refiere que notó que la mano del hermano estaba cerca de sus genitales y se dio vuelta de manera abrupta, tras lo cual terminó el hecho”, expresó el profesor.
 
Poco antes, en diálogo con canal 13, Santa Coloma contó que el apartado director general del Champagnat fue interpelado sobre el asunto por ex alumnos y, luego, por autoridades de la congregación.
 
Y agregó: “El reconoció que hace 38 años tuvo una mala acción contra ese niño, que fue un toqueteo, un manoseo en lugares que no corresponden absolutamente. El está totalmente arrepentido de esto, ha pedido perdón, pero esto es una realidad”.
 
El 14 de agosto, la congregación emitió un segundo comunicado y reportó: “El Instituto de los Hermanos Maristas tomó conocimiento de un hecho ocurrido hace aproximadamente 38 años en el que un ex alumno del colegio marista de Morón padeció un manoseo agraviante por parte de un Hermano, en el contexto de un campamento”.
 
“Los Hermanos Maristas tienen una clara y decidida política de protección de la infancia, expresada de modo categórico a través de su respectivo Protocolo de Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes por el cual, ante cualquier sospecha de vulneración de derechos, el agente supuestamente responsable ’será apartado inmediatamente del apostolado que ejerce, hasta que la situación quede aclarada’”, remarcó.
 
Y admitió: “Se debe iniciar sin demora una investigación para averiguar toda la verdad”. Por último, anunció: “El Hermano Angel Duples ha sido trasladado a una residencia geriátrica, sin contacto ni relación alguna con niños, niñas ni adolescentes”.

Fuente: DYN.