Una familia denunció que su vecino, de 60 años, secuestró y abusó sexualmente de su perra en la localidad santiagueña de Campo Gallo.  

El aberrante episodio ocurrió pasadas las 22 del último miércoles en el barrio Fonavi, en esa ciudad cabecera del departamento santiagueño de Alberdi, donde los dueños de la ovejera alemán la buscaban por el barrio tras percatarse que había desaparecido.

 

"Fuimos a buscarla y después de las 23.30, el animal salió de la casa de enfrente con sangre y signos visibles de haber sufrido un ataque sexual", contaron desde la familia al medio local El Liberal. De acuerdo a su relato, el acusado, de 60 años, secuestró a la perra y la mantuvo cautiva durante casi dos horas en la casa de su madre, donde cometió el abuso.

Tras rescatar a la perra, quisieron hacer la denuncia en la comisaría pero les dijeron que tenía que verla un veterinario para constatar el abuso, indicaron los dueños del animal. "Aquí no tenemos un veterinario los días de semana y debí esperar hasta este sábado", agregaron.

 

"Fue asistida por un veterinario. Nos informaron que tiene un desgarro, inflamaciones e irritaciones. Por ello, tenemos la certeza del abuso y presentamos la denuncia", dijeron.

Al ser consultada por el acusado, revelaron que es un hombre que vive solo en otro barrio, pero que venía todas las noches a cuidar la casa de su madre, quien viajó a Buenos Aires.

Ver comentarios