Varios integrantes de una organización criminal, dedicada a armar estafas telefónicas con la participación de presos desde la cárcel, fueron detenidos.

Las detenciones se relizaron luego de una  investigación y un trabajo de inteligencia criminal por parte de efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) pertenecientes al Departamento Delitos Fiscales, quienes lograron desbaratar la banda que operaba en las provincias de Córdoba y Santa Fe.

Las fuentes indicaron que las investigaciones comenzaron en mayo del 2020 cuando, por medio de llamados telefónicos, diferentes presos se hicieron pasar por integrantes de la empresa Posnet/Lapos y solicitaron en forma diaria la devolución de crédito por las ventas producidas en diferentes estaciones de la firma YPF.



Los efectivos lograron demostrar que las tarjetas vinculadas pertenecían a las “ Tarjetas Alimentar", en el Marco del "Plan Alimentar" del ANSES de las cuales eran titulares dos mujeres oriundas de la ciudad Córdoba.

Pudieron establecer la ubicación de los autores de los llamados, que provenían de la Unidad de Detención 7 de la ciudad de San Francisco ubicada en la provincia de Córdoba.

Los investigadores establecieron que los internos de la unidad carcelaria en cuestión poseían una especie de “call center” armado dentro del penal y recababan cuentas en las que dirigían el botín de los hechos a través de transferencias bancarias.

 

Las tarjetas utilizadas por los estafadores. 



Además, los delincuentes contaban con la colaboración de miembros externos o presta cuentas”, receptores del dinero y titulares de los CBU, donde se depositaba lo recaudado de los diferentes ilícitos, lo que era distribuido entre familiares o allegados vinculados a la organización.

Con las pruebas aportadas por los detectives, el Juzgado de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal 2 de Lomas de Zamora, a cargo de Luis Antonio Armella, ordenó un total de 27 allanamientos en las provincias de Córdoba y Santa Fe, incluidos los pabellones 2, 4, 6 y 7 de la Unidad de Detención 7 de San Francisco, donde se logró la aprehensión de 13 mujeres, 6 hombres y la afectación a la causa de 12 reclusos pertenecientes a la Unidad de Detención.

 

Parte de lo secuestrado en los operativos 



Durante los procedimientos, los efectivos secuestraron un revólver calibre 22 y otro calibre.32, dos automóviles, tres motocicletas, varias tarjetas de crédito y débito, 680.000 pesos en efectivo y 13 teléfonos celulares.

El delito de estafa creció en los últimos años, sobre todo  durante la pandemia. Los ladrones entendieron que es mucho más redituable cometer una estafa, que implica ganancias mucho mayores que un robo con penas de cárcel considerablemente más bajas. Las bandas son mixtas, es decir delincuentes presos y  en libertad.

El grupo acusado de quitarle una fuerte suma al diputado José Luis Espert bajo el pretexto de proteger su cuenta bancaria combinaba miembros libres y tres jefes encerrados en el penal marplatense de Batán.

Las subas interanuales en este rubro fueron considerables a lo largo de la última década. Se pasó en la provincia de Buenos Aires de 15.711 expedientes por estafa en 2020 a 27.919 en 2021, 12.208 denuncias más, un 77,7 por ciento de aumento, según datos de la Procuración.

En general son los detenidos los que dirigen el delito, mientras que  familiares y cómplices libres son quienes buscan el dinero de la victimas.

 

 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

 

 

 

 

 

Ver comentarios