Cinco personas fueron detenidas acusadas de integrar una banda que se dedicaba a robar camionetas de lujo en la zona oeste del gran Buenos Aires para luego trasladarlas a la provincia de Corrientes, donde eran desguazadas para vender sus partes o le adulteraban la documentación para poder venderlas, informaron fuentes policiales.

Según los investigadores, las detenciones de los cinco hombres, entre ellos uno al que identificaron como “El Transportador” -que era quien llevaba los vehículos robados hasta Corrientes-, se concretaron tras múltiples allanamientos en las localidades de Caseros, Ramos Mejía, Morón, Villa Tesei, Moreno y en la capital de Corrientes.

Los procedimientos fueron realizados por personal de la comisaría 1a.de Morón, con el apoyo de otras reparticiones de la zona, y se logró la detención de cinco hombres de entre 30 y 52 años, uno de ellos con un pedido de captura vigente por el delito de “robo de automotor”.

Uno de los jefes policiales que participó de la pesquisa aseguró que "la banda actuaba en la zona oeste, principalmente en Morón, Castelar, Ituzaingó, Ramos Mejía y Haedo, donde levantaban diversos automotores pero principalmente camionetas Toyota Hilux".

"Una vez sustraídas las dejaban 24 horas en distintas zonas para ver si contaban con algún sistema de rastreo satelital. Cuando verificaban que estaban limpias las trasladaban a Corrientes previo pago de entre 30 y 50 mil pesos por unidad", dijo el investigador.

Una vez en Corrientes, los pesquisas determinaron que los vehículos eran desguazados y sus partes eran utilizadas para ponerlos en otros vehículos comprados legalmente pero con desperfectos mecánicos y/o chapa pintura (volcados y chocados) para finalmente ingresar al mercado.

En otros casos, adulteraban la numeración de motor y/o chasis y, con papeles nuevos, eran vendidas.
Según indicaron las fuentes, durante los siete allanamientos se incautaron dos camionetas Hilux robadas en el conurbano, más una Peugeot Partner, un Ford K, una Renault Trafic, así com. diversos cuños, autopartes varias de distintos vehículos, un pistolón calibre 14 sin numeración, amoladoras, autógenas y picos, inhibidor satelital y herramientas varias, entre otros elementos de interés para la causa.

La investigación incluyeron ademas numerosas escuchas, vigilancias encubiertas y una gran tarea de inteligencia, según se informó. En el caso Interviene la Unidad Funcional de Instrucción 4 del Departamento Judicial de Morón.

Fuente: Télam