Por Fernando Vázquez 
fvazquez@cronica.com.ar 

Pesquisas de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Morón lograron detener a 3 empresarios, quienes se encuentran acusados de haber consumado una estafa de 60.000.000 de pesos al importar, sin abonar los correspondientes impuestos, prendas de vestir de origen chino.

Los voceros del departamento judicial de Morón revelaron que los individuos, de 52, 38 y 30 años, fueron apresados como saldo de 4 allanamientos. De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los servidores públicos incautaron 30.000 bultos de mercadería textil ya confeccionada, 2 cajas con diferentes marcas de cigarrillos, 3 cajas con vinos, bultos de medias, una moto de agua, 2 vehículos antiguos de alta gama (un Corvette y un Mustang), un sistema de cámaras de seguridad y 200.000 pesos.

La gran cantidad de objetos incautados. 

Allanamientos

Trascendió que los efectivos concretaron los allanamientos en 3 lugares de venta de las mercaderías (en una feria situada en el cruce de Urquiza y Vidt, en la localidad bonaerense de Mariano Acosta, en el partido de Merlo; y en 2 comercios ubicados en Paso al 100 y en Juan Domingo Perón al 2500, en el barrio porteño de Once), y en un depósito de logística y distribución instalado en Agustín de Vedia al 3800, en la zona capitalina de Nueva Pompeya.

La gran cantidad de objetos incautados. 

Se estableció que los involucrados en la maniobra infringían las leyes aduaneras, porque los productos eran ingresados a nuestro país ilegalmente, lo que originó que por tal motivo pesquisas incautaran la mercadería, valuada en 60.000.000 de pesos. Estas diligencias comenzaron en Mariano Acosta, cuando los policías determinaron que la mencionada feria era utilizada para la venta de los elementos y posteriormente averiguaron la localización del depósito que era usado habitualmente para guardar las prendas de vestir (que se cree también eran distribuidas en el interior del país).

Autoridades de la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos. Intervinieron en la causa el doctor Santiago Marquevich, de la Fiscalía Federal de Hurlingham, y Néstor Pablo Barral, titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 3 de los tribunales de Morón.