Sebastián Maziejuk, de 32 años, volvía de hacer mandados cuando fue sorprendido por delincuentes que intentaron ingresar en su casa en la localidad bonaerense de Martín Coronado, partido de Tres de Febrero.

La víctima quiso evitar que los malvivientes ingresaran en su vivienda y recibió dos disparos que terminaron con su vida. "Había sido papá hace tres días", contó el papá de la víctima en diálogo con Crónica"Mañana iba a ser su cumpleaños", agregó, entre lágrimas.