Por Fernando Vázquez

fvazquez@cronica.com.ar

Dos delincuentes tomaron cautivo a un matrimonio de gendarmes para desvalijarle la vivienda, en un dramático suceso que se registró en la localidad bonaerense de Bella Vista, en el partido de San Miguel. Los hampones fugaron y son buscados de manera intensa por las autoridades policiales, quienes consideran que el dúo actuó al voleo.

Los voceros del departamento judicial de San Martín revelaron que las infortunadas víctimas fueron identificadas como Guido Javier López y Marianella Amanda Gutiérrez, quienes realizan tareas como suboficiales de la citada institución de seguridad.

Trascendió que el hecho se produjo cuando la mujer estaba por ingresar a su finca, situada en Olegario Víctor Andrade al 800, oportunidad en la que aparecieron en escena dos individuos provistos de armas de fuego.

"Escudo humano"

Con rapidez, los malvivientes redujeron a la damnificada y la utilizaron de "escudo humano" para de esta manera entrar a la casa, en cuyo interior se hallaba López. El hombre, al ver el accionar de dichos asaltantes, se apoderó de su pistola reglamentaria 9 milímetros, pero tuvo que desistir de impedir el asalto ya que temió herir a su esposa.

Luego de controlar la situación, los forajidos privaron de la libertad a la pareja. Al respecto y de acuerdo con lo manifestado por los informantes, los delincuentes sustrajeron la suma de 4.000 pesos, otros objetos de valor y las armas de los gendarmes. El dúo, antes de huir de la vivienda, resolvió amarrar a los cautivos.

Finalmente, una vez que lograron liberarse de sus ataduras, avisaron de lo sucedido a las autoridades. Pesquisas policiales de la comisaría de Bella Vista (2ª de San Miguel), a cargo de investigar el caso, llevan adelante una serie de procedimientos con el objetivo de localizar a los responsables del ilícito, que se presume se encontrarían refugiados en alguna villa de emergencia, en las proximidades del río Reconquista, en el noroeste del conurbano provincial.

Hasta el momento, la principal hipótesis que manejan los servidores públicos sostiene que los peligrosos sujetos actuaron al voleo y que desconocían totalmente la condición de gendarmes de las víctimas.