El ataque sexual en manada a una joven de 20 años en el barrio de Palermo conmocionó el lunes por la tarde a los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires.

Los acusados por el hecho, seis muchachos de entre 20 y 24 años, fueron atrapados "in fraganti" por la rápida denuncia de unos vecinos que vieron lo que ocurría adentro de un auto que permanecía estacionado en la calle Serrano al 1300.

Tras las detenciones concretadas por policías de la comisaría 14A, en el interior del vehículo fueron decomisados cuatro envoltorios con picadura de marihuana (11,8 gramos) y dosis de LSD, además de teléfonos celulares.

La sospecha de los investigadores, en el mediodía de este martes, era que la víctima había sido drogada y que, por ese motivo, se hallaba casi inconsciente al ser vista por los vecinos de la zona que ayudaron a rescatarla, informaron fuentes policiales.

 

 

Natalia, dueña de una panadería, junto a su marido auxilió a la joven de 20 años. De acuerdo con la comerciante, la víctima “no paraba de repetir: ‘No sé cómo terminé dentro del auto’".

"Decía: ‘Yo soy de (el partido bonaerense de) Tigre, no sé cómo termine ahí; me estaban violando'”, contó Natalia en diálogo con varios medios de comunicación.

Y relató detalles aberrantes del ataque sexual: "Bajaba uno y subía el otro, era como que estaban esperando su turno. El de jogging la penetraba, y el de remera verde la agarraba de los pelos y la obligaba a practicarle sexo oral".

La testigo agregó: "Cuando yo la socorro, la chica tenía la ropa interior por debajo de la rodilla y la remera toda estirada”.

 

 

Los detenidos quedaron a disposición del Juzgado Criminal y Correccional 21, a cargo del magistrado Marcos Fernández.

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios