La autopsia realizada al cuerpo de Antonio Nicolás Carrano, el jubilado de 85 años encontrado asesinado el sábado en su casa de la localidad bonaerense de Wilde, reveló detalles escalofríantes acerca del crimen.

Fuentes del caso informaron que el estudio post morten realizado en la morgue judicial de Lomas de Zamora reveló que la víctima murió a causa de heridas contuso-cortantes en el cráneo, una de ellas con hundimiento.

Además, el 80 por ciento del cuerpo estaba quemado, por lo que sospechan que el fallecido fue prendido fuego cuando ya estaba muerto, dado que no se encontró presencia de humo negro en los pulmones. 

 

Por otro lado, la data de muerte se estima entre cuatro y cinco días antes del hallazgo de los restos.

De acuerdo a la información aportada por los voceros de la Justicia, no había registros previos de denuncias o psquiatricos respecto del detenido y nieto del anciano, Damián Rodrigo Tello. Sin embargo, la familia habría manifestado que padecía de desordenes mentales.

El acusado se negó a declarar

En parelelo con las pericias realizadas al cadáver de Carrano, la fiscal María Laura Carballal indagaba a Tello, quien se negó a prestar declaración en el marco de la causa caratulada como "homicidio agravado por el vinculo", delito que prevé la pena de prisión perpetua.

Mientras tanto, seguirá tras las rejas por el hecho descubierto el jueves pasado, cuando los efectivos de la Comisaría 5ta de Wilde asistieron a la escena del asesinato, ubicada sobre la calle Caxarville al 5.600 del partido de Avellaneda, a pocas cuadras del límite con Lanús.

Todo comenzó el jueves pasado, cuando, desde Córdoba, la madre del detenido e hija de la víctima denunció ante la Policía Bonaerense que nada sabía de su padre.

Tello había publicado un mensaje de Facebook dedicado a su abuelo.

Los policías fueron recibidos por Tello. Cuando ingresaron al domicilio observaron que en el fondo de la vivienda había un montículo de adoquines. Eso les llamó la atención. Al acercarse descubrieron una escena terrorífica: se veían partes de un cuerpo.

“Cuando lo encontraron, empezaron a aparecer los patrulleros. Y ahí me acerqué a la puerta de la casa. Justo en ese momento, lo sacaron a Damián esposado. Cuando me pasó por al lado me dijo: ‘Ahí tenés a tu papá’. Y se metió en el auto”, declaró Karina a Crónica HD

Ante esto, dieron aviso a la fiscal Carballal, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 2 especializada en Violencia de género y familia del departamento judicial de Avellaneda. A mediados de la mañana de este lunes, la fiscalía no tenía certificada la historia clínica de Tello y desconocía si, efectivamente, padecía un trastorno que afectaba su salud mental como denunció su familia.

Ver comentarios