En los últimos meses, ella entraba temblando a su casa de la calle 435, en la localidad platense de Villa Elisa. Su propia vivienda se había transformado en un infierno. El escenario donde su tío, de 36 años, se aprovechaba de su vulnerabilidad adolescente y esperaba a que sus padres no estuvieran para violarla.

El hombre tenía un perfil de rectitud tal que, cuando la menor de 16 años se animó a contar a sus padres los abusos que sufría, no le creyeron. La acusaron de fantasiosa. 

No sólo padecía el abuso físico por parte de su tío paterno, sino que carecía de la contención de sus progenitores. Pasó meses aterrorizada porque no sabía cuándo llegaría el hombre que la sometía a ataques sexuales reiterados. Sólo conocía de llantos, dolor e impotencia.

Hace pocas semanas, una de sus profesoras de la Escuela N° 15, situada en City Bell, notó que la adolescente no respondía con la eficacia de siempre en sus tareas de estudio y las risas que la caracterizaban ahora eran muecas de tristeza.

La docente le transmitió lo que observaba a la alumna y le preguntó si tenía un problema personal. La menor, en principio, respondió con evasivas. Pero, cuando la profesora le prometió que no le contaría a nadie lo que le ocurría si ella se abría al diálogo, la víctima no preguntó más y se quebró en llanto.

La contó todo a la docente, a quien le pidió que no le dijera nada a sus padres, porque ellos no le creían y la retarían si sabían que había comentado fuera del seno familiar el infierno que atravesaba.

La profesora le prometió que no lo haría, pero le anticipó que iba a plantear su caso ante uno de los equipos formados por psicólogos infantiles, trabajadores sociales y maestros recuperadores, que trabajan dentro del sistema escolar de la provincia de Buenos Aires.

La adolescente fue asistida por esos expertos, tuvo la contención que necesitaba y, una vez que estuve fuerte, se le comunicó que se iba a denunciar el hecho ante la Justicia. A lo que la adolescente accedió.

Pericias que se le efectuaron a la chica, que incluyeron una serie de exámenes médicos y también la implementación de la Cámara de Gesell, posibilitaron certificar la veracidad de la tragedia que padeció la víctima.

La diligencias policiales quedaron a cargo de agentes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.), quienes interceptaron en el cruce de 138 y 485, en localidad platense de Manuel Gonnet, al acusado, de 36 años y nacionalidad paraguaya.

El imputado quedó detenido en una causa caratulada como “abusos sexuales reiterados con acceso carnal y gravemente ultrajantes”, y se encuentra en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI. Nº 8 de La Plata.

Crónicas policiales: todas las noticias de hoy  

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos