En las últimas horas, los agentes del Serenazgo de Surco, junto con los efectivos de la comisaría de Monterrico, detuvieron a Fidel Leonelo Tito Rojas, más conocido como "El Enfermo de la Raqueta".

El hombre fue detenido en una escuela de tenis, ubicada sobre la avenida El Derby, en donde se lo captó tomándole unas fotografías a una menor de 12 años, mientras la niña se encontraba en su clase de tenis.

El Enfermo de la Raqueta en un primer momento quiso hacerse pasar por el tío de la menor, aunque luego terminó cambiando su versión, indicando que en realidad se había acercado al establecimiento para averiguar los costos de las clases.

Las sospechas llegaron entre los testigos de lugar, cuando un entrenador del establecimiento decidió confrontarlo, luego de verlo tomar aquellas fotografías.

Fidel Leonelo Tito Rojas al quedar detenido.

La coartada de Fidel Rojas se cayó rápidamente, por lo que, aquellos que estaban presentes en el lugar, decidieron llamar a las autoridades del Serenazgo de Surco.

El entrenador que lo encaró en un primer momento, se acercó a un sereno que estaba patrullando por la zona, y automáticamente, el agente policial dio aviso al Centro de Control de Operaciones de Surco.

"El Enfermo de la Raqueta" insistió con que era familiar de la niña

Las autoridades del lugar también avisaron rápidamente a los padres de la niña, por lo que, Natali Dávalos, madre de la menor, se dirigió al lugar. Al ver al detenido, la mujer aseguró que "no había visto a ese sujeto en su vida".

Luego de que la madre de la niña negó por completo que se trataba del un familiar, los agentes del Serenazgo de Surco dieron aviso inmediato a la Policía Federal.

Al quedar detenido, encontraron 11 fotos de la menor en el celular de Fidel Rojas. Incluso, a pesar de que la madre de la niña ya había declarado que se trataba de un completo desconocido, el hombre continuó diciendo que era un familiar de la menor, por parte del padre de ella.

La indignación de los testigos del lugar

Una mujer que se encontraba presente al momento de su detención, comenzó a filmarlo y a insultarlo. "Enfermo de porquería. Eres un pedófilo, que vergüenza", le gritó la señora a Rojas.

En la filmación viral, se puede ver a Fidel Rojas queriendo justificarse, al decir que estaba ahí debido a "unas reuniones".

Asimismo, otro testigo también comenzó a gritarle a los agentes policiales, pidiéndoles que "revisen en el celular", ya que "estaba todo ahí".