Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Los padres de una inocente nenita de 2 años, que se descubrió que había sido salvajemente violada y masacrada a golpes, fueron detenidos por los pesquisas policiales al determinarse que eran responsables del macabro crimen. El tremendo suceso, que se descubrió en un centro asistencial de Morón, aunque ocurrió en una vivienda de Merlo, había sido primicia el sábado pasado de la web de cronica.com.ar. Hasta el momento, se cree el hombre abusó y asesinó a su hija, en complicidad con su pareja y madre de la criatura. Las pericias de la Policía Científica resultaron fundamentales para establecer la existencia de la vejación y del horrendo asesinato.

Al respecto los voceros de los tribunales de Morón revelaron que los involucrados en la muerte de la infortunada víctima, identificada como Alma Farías, son un joven, de 26 años, y su esposa, de 33, a la vez que se comprobó que el crimen se registró en una humilde finca que está situada en el denominado Barrio Matera, en Merlo.

Tal como publicamos en su momento, el hecho comenzó a descubrirse el jueves pasado cuando la nenita fue trasladada si vida por sus parientes al Hospital Municipal Ostaciana B. de Lavignolle, en calle Doctor Rodolfo Monte al 800, entre Córdoba y Juan José Castaños, en Morón, en el oeste del conurbano provincial. Médicos del centro asistencial revisaron el cuerpo y avisaron de la extraña situación a los pesquisas policiales, correspondientes a la comisaría 1a de Morón, quienes luego comenzaron a llevar a adelante diligencias, para determinar las circunstancias del fallecimiento de la chiquilla, de 2 años, caratulándose preventivamente el caso “Averiguación de causales de muerte”, ya que se había detectad en la víctima una presunta encelopatía por asfixia.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, posteriormente se logró establecer, gracias a las diferentes pericias, realizadas por la Policía Científica, que la inocente menor presentaba serias lesiones compatibles con agresiones de abuso sexual y además violentos golpes aplicados en la región del cráneo, que le habían provocado el deceso. Por este motivo, los investigadores de la seccional citaron a los padres de la nena con la excusa que les iban a entregar el cadáver, oportunidad que aprovecharon para apresarlos por el asesinato.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de Morón se encargaron de supervisar los procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Homicidio", el departamento judicial de Morón.