Detenido. Personal policial realiza distintos operativos en busca de los responsables. (Imagen archivo)

Un joven de 19 años y con antecedentes por homicidio fue detenido en la localidad bonaerense de La Tablada acusado de ser uno de los miembros de la banda que atacó a tiros la comisaría de San Justo el lunes 30 de abril último para intentar rescatar a un preso, e hirió de gravedad a la sargento Rocío Villarreal, informaron fuentes policiales y judiciales.

Se trata de un joven identificado por la policía como Tomás Sosa (19), alias "Tomi", quien fue apresado en las últimas horas de ayer cuando circulaba a bordo de un automóvil por la Avenida Crovara y el cruce con la General Paz, y se convirtió en el séptimo sindicado integrante de la banda detenido por el tiroteo dentro de la comisaría 1a. de La Matanza, en San Justo.

Para los investigadores, la clave para llegar a este nuevo detenido fueron los mensajes de audio que se enviaron los supuestos miembros de la organización, en uno de los cuales se lo escucha decir a Sosa: "Yo también tengo ganas de ’fiambrear’ hoy".

Los pesquisas creen que "Tomi" es el hombre que ingresó a la comisaría con la pinza corta candados con la cual planeaban liberar la puerta del calabozo donde se hallaba el preso Leandro Aranda (22).

El joven será indagado durante esta jornada por la fiscal Alejandra Núñez, quien tiene a su cargo la investigación por el ataque a la comisaría, acusado del delito de "homicidio agravado en grado de tentativa".

Sosa ya había sido detenido en el 2014 cuando tenía apenas 15 años por el homicidio en un intento de robo de un joven llamado Mariano Alejandro León, pero escapó de un instituto de menores y desde entonces permanecía prófugo y con pedido de captura ordenado por el Fiscalía de Menores 2 del Departamento Judicial de La Matanza.

Por el tiroteo dentro de la comisaría, también fueron detenidos, Bruno Postigo Marullo (19), Gonzalo Fabián D' Angelo (22), Zahira Ludmila Bustamante (19), Daniel Alberto Rodríguez (32), Noé Nicolás Castillo (30), Tomás Villamil (27) y la abogada Leticia Tortosa (39).

Para los pesquisas, Bustamante fue quien planeó el ataque a la comisaría para intentar rescatar a su novio Aranda, quien se hallaba detenido allí acusado del homicidio de un ex cómplice suyo con quien presuntamente se disputaba un cargamento de 70 kilos de cocaína que le habían "mejicaneado" a un capo narco de una villa porteña.

En tanto, Postigo Marullo era el dueño de un Volskwagen Fox que se cree que fue utilizado la madrugada del 30 de abril y que, según la investigación, luego fue denunciado falsamente como robado y apareció quemado en La Matanza.

Los investigadores creen que Gonzalo D’Angelo era quien conducía ese auto Fox el día del hecho; y que Daniel Rodríguez -un hombre con pedido de captura por un homicidio- es uno de los que ingresó a la seccional policial, al igual que Tomás Villamil, a quien lo sindican de ser el hombre de barba que es observado en los videos disparando dentro de la comisaría.

Finalmente, a la abogada Tortosa la acusan de haber sido la persona que ingresó el teléfono celular a la comisaría de San Justo que luego apareció en poder de su defendido Aranda, con el cual se planeó el intento de fuga.

Los investigadores aún tienen a un sospechoso prófugo, conocido como "Seba", que se presume que es el cuarto de los delincuentes que ingresó a la comisaría y disparó contra los policías, entre ellos contra la sargento Rocío Villarreal, quien permanece internada en el Centro Médico Fitz Roy.

Fuente: Télam