Un hombre de 41 años que tenía una tobillera electrónica y una restricción perimetral por violencia de género fue detenido acusado de haber mantenido cautiva a su expareja y someterla a abusos sexuales en una vivienda de Ensenada.

El hecho ocurrió ayer por la tarde en una vivienda ubicada en Martín Coronado entre J.V. González y Echeverría.



Ectivos de la comisaría 1a.de Ensenada fueron alertados por un llamado al 911 de un vecino que denunció una situación de violencia de género, por lo que concurrieron al domicilio.

Al llegar se entrevistan con un hombre de 41 años que les dijo que se hallaba en su propia vivienda y que tenía una tobillera electrónica y cumpliendo con un arresto domiciliario.

Los efectivos lograron ver a una mujer que resultó ser su expareja, quien refirió a los policías que el hombre "la había privado de su libertad, encerrándola en su domicilio y obligándola a tener relaciones sexuales".

Los efectivos procedieron a entrevistar al acusado, siendo él mismo quien informó que "posee una medida de restricción perimetral para con la mujer" y quien resulta ser su expareja, mientras que señaló que "ella fue quien se acercó hasta su casa".

Ante estas circunstancias, procedieron de manera inmediata a aprehender al acusado.

La victima, una mujer de 40 años, fue trasladada al Gabinete de Delitos contra la Integridad Sexual de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), donde se cumplió con el protocolo.



De acuerdo a los análisis realizados por el equipo médico, fue confirmado que la victima presentaba "lesiones en la zona genital, compatibles con lo denunciado".

Por este motivo, se inició una causa caratulada como " privación ilegítima de la libertad y abuso sexual", que es instruida por la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, a cargo de la UFI 17 del Departamento Judicial de La Plata.

 

 Crónica Policiales: todas las noticias de hoy