Dos hombres, cuyas identidades fueron reservadas, resultaron detenidos luego de un intenso operativo policial, que concluyó con la detección de una maniobra fraudulenta por parte de los estafadores. En esta ocasión, un grupo de adultos mayores denunciaron el engaño en el intercambio billetes de dólares falsos provenientes de Tierra del Fuego.

El procedimiento de la investigación constó con el allanamiento en cinco domicilios ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, Ciudad Evita (La Matanza), Victoria y Valentín Alsina (Lanús). En dicho operativo se incautaron elementos en el cual se presume que fueron utilizadas para las estafas, como dinero en efectivo con su respectiva máquina cuenta billetes, aparatos relacionados a la comunicación y una considerada cantidad de teléfonos celulares.

Durante la inspección cayeron detenidos dos hombres, cuya identidades aún no fueron reveladas por los efectivos policiales. Por otra parte, se informaron las profesiones de los estafadores: uno de los chantajistas es abogado, mientras que el segundo sospechoso cumplía tareas de contabilidad dentro del grupo.

 

 

 


En las pocas horas, los sospechosos serán trasladados a la provincia fueguina para ser indagados por la justicia. En tanto, se investiga la participación de un tercer cómplice de la banda, quien ya tiene pedido de captura.

Desde Ushuaia, detectaron la base de operación donde se falsificaban los dólares y hay al menos cuatro maniobras ilegales. El Juzgado de Instrucción numero 1 del Distrito Sur de la capital fueguina, dio la orden a la División de Delitos Complejos de la Policía de la región para que den con el paradero de, al menos, dos hombres más involucrados en la red de estafas.


 

¿Cómo funcionaba la banda de estafadores que falsificaba dólares?

 

La maniobra de estafas empezó a tomar relevancia en las ciudades de Rio Grande y Ushuaia, en donde adultos mayores comenzaron a denunciar llamados extraños. En las comunicaciones, los denunciantes relataron que los estafadores se hacían pasar por supuestos familiares, pidiéndoles que intercambien los billetes americanos antiguos, por los actuales.

Los reclamos fueron alertados a la policía entre los meses de mayo y junio, y a partir de la denuncia, comenzó la investigación para arrestar a los principales responsables de la red de estafas. En dicho proceso, se descubrió que algunos integrantes de la pandilla viajaban a la provincia de Buenos Aires.

Una vez alojados en la capital porteña, realizaban una vida de lujos con hospedajes en hoteles considerados cinco estrellas. El procedimiento consistía en el llamado de uno de los líderes del grupo constatando el envió del dinero, a la Ciudad de Buenos Aires, a través de delincuentes viajeros.

Los investigadores del caso determinaron que la etapa final del delito concretaba con el depósito del dinero en la cuenta de un abogado, quien resultó ser el contador detenido, justificando el ingreso del dinero como producto de su trabajo realizado en su profesión.

La investigación realizada por los efectivos policiales quedó homologada como Lavado de Activos. La Unidad de información Financiera nacional denominó a la actividad fraudulenta como al "proceso en virtud del cual los activos de origen ilícito se integran en el sistema económico legal con apariencia de haber sido obtenidos en forma lícita"
 

Ver comentarios