Detalles aberrantes de la autopsia.
Detalles aberrantes de la autopsia.

Anahí Benítez, la adolescente de 16 años encontrada enterrada y asesinada el 4 de de este mes en una reserva natural del partido bonaerense de Lomas de Zamora, fue abusada sexualmente mientras estuvo privada de su libertad, informaron fuentes judiciales.

Así lo determinó la fiscal de la causa, Verónica Pérez, al describir el hecho en la ampliación de la indagatoria del detenido Marcos Esteban Bazán (34), quien volvió a declararse inocente.

Fuentes judiciales informaron que la fiscal recibió en las últimas horas el resultado del hisopado anal practicado al cadáver de Anahí y que detectó rastros de "fosfatasa ácida prostásica (semen)" aptos para ser sometidos a un análisis genético. Si bien en la autopsia no se observaron a nivel macroscópico lesiones compatibles con una violación y ya ordenaron realizar un análisis microscópico, con el resultado del hisopado los pesquisas dieron por acreditado que la chica sufrió "una conducta contra su integridad sexual", indicaron los voceros.

Según las fuentes judiciales, la fiscalía describió que Bazán, "coactuando con al menos una persona más" privó de su libertad a Anahí en su casa de la Reserva Natural Santa Catalina, ubicada en la localidad de Llavallol, de Lomas de Zamora, "bajo amenazas o medios narcóticos a determinar" y que durante el cautiverio, por lo menos uno de los captores cometió un "abuso sexual con acceso carnal al menos una vez".

El resultado del hisopado anal en el cuerpo de Anahí detectó rastros de semen

Sin embargo, a Bazán no le imputaron el delito de abuso sexual -sí la privación ilegal de la libertad y el homicidio- ya que aun restan conocerse los resultados del cotejo de ADN entre los rastros de semen y la sangre de éste, y también la del otro detenido en la causa, Marcelo Villalba (40), quien está acusado de "encubrimiento agravado" por haber tenido en su poder el celular de la víctima.

Las fuentes señalaron que en la ampliación de indagatoria, a Bazán se le preguntó si conocía a Villalba y él respondió que no. También se le mostró una tijera secuestrada en su casa y que el mejor amigo y confidente de Anahí declaró que era suya pero estaba en poder de la chica desde febrero pasado. En este punto, un vocero judicial dijo que Bazán respondió lo mismo que había dicho en su primera indagatoria cuando contó que la había encontrado en una caja de objetos perdidos en un colegio de Lanús donde trabajó antes de su empleo actual como vigilador en el Hospital Gandulfo.

Por su parte, el abogado defensor Lucio de la Rosa explicó que Bazán aclaró que la tijera que le mostraron esta tarde "no era la misma" a la que él se refirió en su declaración anterior pero que sí reiteró la forma en que había hallado aquella. El letrado y las fuentes sí coincidieron en que el acusado identificó a dos policías que, según él, lo "apretaron" para que se autoincriminara en el hecho mientras estuvo detenido en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Lanús-Avellaneda.

A su vez, el abogado presentó este mediodía un escrito en la Fiscalía General de Lomas de Zamora solicitando que la instructora Pérez y su colega Fabiola Juanatey sean apartadas de la causa ya que considera que "en el marco de la investigación se vienen dando ciertos manejos que no hacen a una instrucción preliminar seria". "No veo idoneidad en el ejercicio del cargo. Veo desprolijidades que no puedo permitir que continúen", agregó el letrado, y puso como ejemplo que la tijera fue hallada en el jardín de la casa de Bazán varias horas después de la detención de su cliente, cuando el inmueble ya había sido revisado y estaba en poder de la madre del imputado. "Estoy poniendo en tela de juicio el procedimiento y estoy denunciando a la policía", afirmó De la Rosa y reiteró que cree en "la inocencia" de Bazán.

Fuente: Télam