Una anciana, de 90 años, debió irse de su casa aterrada porque en tan sólo 12 horas sufrió dos violentas entraderas por delincuentes que, primero, quisieron asfixiarla y, después, prendieron fuego una ventana para ingresar por ella en un barrio de  Mar del Plata.

El primero de los ataques fue cometido el domingo, poco después del mediodía, cuando al menos cuatro delincuentes forzaron la puerta de la vivienda, ubicada en el barrio Las Américas e intentaron asfixiar a la mujer con una almohada para robarle.

La familia de la víctima, que vive a pocos metros de la casa, escuchó los ruidos y llegó hasta el lugar, lo que impidió que la anciana fuera asesinada y se cometiera el robo, porque los delincuentes huyeron.

La jubilada y sus familiares volvieron a vivir un drama tan solo 12 horas más tarde.

A las 23.05 escuché ruidos afuera, pero mínimos, y tipo 11.20 tiraron algún combustible sobre la persiana y se empezó a prender fuego. Cuando todo empezó a arder, les grite que entraran, que los iba a llenar de agujeros y huyeron. Mi abuela está muy asustada y no sabemos por qué tanto ensañamiento”, dijo a la prensa Victoria, nieta de la víctima, que se quedó con ella para cuidarla.

Y agregó: “Todos estamos en alerta y con una adrenalina a mil. Estos delincuentes están ensañados y parece que no tienen miedo".