Silvia junto a Dionisio en la capilla Nuestra Señora de Luján. (Facebook)

Amigos y familiares de la pareja asesinada en Ezeiza por su hijo de 22 años, quien tenía problemas de adicciones, despidieron al matrimonio a través de Facebook. El acusado permanece detenido.

Con emotivos posteos, allegados a los padrastros de Edgardo Martínez de 22 años, Silvia Gómez de 49 y Dionisio Martínez de 56, los despidieron en la red social y apuntaron contra el detenido. 

Desde la capilla Nuestra Señora de Luján, situada en la calle Las Heras y Antártida Argentina, manifestaron: "Desde la Comunidad rezamos por el eterno descanso de Silvia y Dionisio. Nos invade la triste noticia pero sabemos que para ustedes ya brilla la luz que no tiene fin. Los tendremos en nuestros corazones".

Agregaron que informaran el día y lugar del sepelio luego de que la familia de las víctimas fatales lo dispongan.

En tanto, un familiar escribió: "Hasta este viernes estábamos hablando e íbamos a ir a tomar mates con mi mamá. Y ahora, pasa esto. Que en paz descansen tíos, estoy sin palabras".

"La verdad no puedo entender por qué hiciste esto. Me da tanta tristeza y más sabiendo cómo eran tus padres, daban todo por vos. Espero que descansen en la gloria de Dios. Y que vos, Edgardo Martinez, pagues por el daño que ocasionaste", publicó otro allegado a las víctimas fatales.

"Basura. Todavía no puedo creerlo. ¿Cómo fuiste capaz de matar a tu mamá? Te crió y te dio todo. Ojalá te pudras",  expresó otro vecino en referencia al acusado. 

"Les había prometido ir a tomar mates. Una simple promesa no pude cumplirles. Perdón", se lamentó otra allegada.

"Quiero que cuides de mi 'nona' siempre y le des todas las fuerzas del mundo. Sabés lo que ella te ama", comentó otro usuario.

En otro posteo, agregó duras palabras contra el acusado: "Ojalá te pudras y te pase lo peor que te mereces. Te odio. Mis tíos, tus padres, te criaron y te dieron amor y un apellido". 

 "Ojalá sea un sueño. Por favor, danos fuerzas para seguir. Siempre los recordaremos", escribieron familiares que quedaron atónitos ante la fatal noticia.