Las imágenes del Centro de Monitoreo Urbano (CMU), dependiente de la Dirección Autónoma de Tecnologías Aplicadas a la Seguridad de la Policía de la Ciudad, captaron a dos hombres que agredieron físicamente a un transeúnte para robarle sus pertenencias.

Con el seguimiento de las diferentes cámaras, los operadores del CMU observaron como los jóvenes delincuentes se acercaron a un hombre que, apoyado sobre la persiana de un negocio ubicado sobre la calle Salta al 1700, estaba revisando su celular.

En ese momento y para intimidarlo intentaron aplicarle un golpe con una botella de cerveza. Con un rápido movimiento reflejo, la víctima pudo defenderse de este primer ataque y empezó a forcejear con los delincuentes, quienes, luego de arrojarlo al piso y pegarle varias patadas, pudieron robarle su billetera para huir a la carrera.

Al observar esta secuencia, el operador del CMU irradió el alerta al personal policial que se encontraba en las inmediaciones del hecho realizando tareas de patrullaje para lograr la detención de los delincuentes.  

Gracias a la descripción de los agresores aportadas por los operadores del CMU, los uniformados de la Policía de la Ciudad implementaron un operativo cerrojo  logrando divisar a los malvivientes en la intersección de Santiago del Estero y avenida Brasil. Inmediatamente impartieron la voz de alto y los ladrones fueron reducidos.

Con la presencia de testigos se realizaron las requisas correspondientes y se pidieron las instrucciones  al Juzgado Nacional en lo Correccional interviniente, el cual dispuso la detención de los jóvenes y  su traslado a las dependencias policiales.

Así robaron y los detuvieron