Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

En la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, en el partido de Lomas de Zamora, un joven paraguayo, de 30 años, fue salvajemente asesinado a balazos por un individuo, que se cree que lo ejecutó para usurparle el terreno en el que residía el extranjero. Pesquisas policiales lograron detener al responsable del brutal crimen. La Justicia sospecha que el fusilamiento, a su vez, tendría relación con la venta de drogas en dicha zona.

Voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima fue identificada como Jorge Osmar Valenzuela Bareiro, paraguayo, de 30 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo cuando el extranjero se hallaba en su finca, situada en el cruce de Campana y Juan Lavardén, oportunidad en la que el delincuente apareció en el lugar, con una pistola 9 milímetros, exigiéndole que abandonara el predio.

Trascendió que repentinamente el bestial forajido, llamado Víctor Hugo, de 35 años, le disparó un tiro al muchacho, atravesándole la región craneana y, de esta manera, provocándole el deceso.

Gracias a los diversos datos aportados por la gente del humilde vecindario, los servidores públicos de la comisaría de Ingeniero Budge (10ª de Lomas de Zamora) realizaron varias diligencias y después apresaron al autor del ilícito, tras localizarlo en el interior de una vivienda, ubicada en Juan Lavardén al 2100, y al sorprenderlo mientras trataba de fugar con un bolso y una suma de dinero.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, el doctor Gerardo Adrián Loureyro, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 3 del departamento judicial de Lomas de Zamora.