“No voy a ir preso de nuevo”, fue la frase que Omar Alvarado (24) -principal sospechoso de violar a María (45) y de asesinar a su hijo Santino (4)- dijo al momento de perpetrar semejante aberración en la “Cueva de Los Leones”, el pasado jueves por la tarde en  Puerto Deseado, localidad de la zona norte de  Santa Cruz.

De acuerdo con lo que el diario La Opinión Austral pudo conocer en exclusiva, el hombre había salido de prisión hacía poco menos de un mes. ¿Por qué había estado tras las rejas? Nada más y nada menos que por casi matar a su sobrino. Fue su propia hermana quien lo denunció. El juez Oldemar Villa lo dejó libre, pese a que él mismo aseguró recientemente que no es inimputable a pesar de sufrir esquizofrenia.

Alvarado habría intentado asesinar a su sobrino a piedrazos. La madre del menor brindó un testimonio vital en el juzgado para que el cuestionado magistrado librara la orden de detención del joven.

Indignada, la mujer fue a preguntar “¿por qué lo dejaste libre?”, ya que, en el primer allanamiento, él ya había sido aprehendido por el brutal crimen de María y Santino, pero luego de seis horas en la comisaría recuperó su libertad. El juez, quien aseguró que “no le teme a las marchas”, no ordenó ninguna medida. Por lo tanto, el principal sospechoso del caso que conmociona al país podría haberse fugado tranquilamente.

El operativo policial se concretó en “La Favela”, lugar allanado en innumerables oportunidades por robos y otros delitos. Allí se encontró a Alvarado y a varias personas más que fueron demoradas.

Él tenía ropa manchada con sangre y lesiones en su cara y brazos, presumiblemente producto del intento de defensa de la víctima salteña. Para Villa, eso no fue suficiente para ordenar que pasara a revestir carácter de detenido y la Policía debió liberarlo.

El dato que aportó María sobre lo dicho por el sospechoso (de que había estado preso) y los rasgos fisionómicos que dio fueron claves para que las autoridades pudieran avanzar en el esclarecimiento del hecho. El identikit de la División Criminalística fue un claro acierto.

Además de Alvarado, quien también posee otros antecedentes (en diciembre estuvo aprehendido por querer ingresar a robar en viviendas ubicadas en un pasaje entre 15 de Julio y Capitán Oneto), hay un menor (Javier M., de 16) sospechado de ser su cómplice. Él también posee varias causas por robo y hurtos y su casa fue allanada en más de una oportunidad, según confiaron fuentes de este matutino.

Ver más productos

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: la verdadera historia

Evita: la verdadera historia

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos