La revisación médica de Nahir Galarza, imputada de homicidio doblemente agravado por el vínculo de Fernando Pastorizzo y por el uso de arma de fuego, determinó que su cuerpo no presentaba golpes.

Fuentes judiciales aseveraron que el médico la observó y le sacó fotos que se sumarán al expediente judicial. Lo único que encontraron fue un raspón en una de sus piernas compatibles con la fricción por practicar un deporte o rascarse con virulencia, pero descartaron que se trate de un golpe, de acuerdo a lo que publica el diario El Día de Gualeguaychú.

Al respecto, los mismos informantes detallaron que en caso de ser producto de un golpe, debería presentarse una contusión o hematoma que según el tiempo de haberse producido va cambiando su tonalidad en la piel.

En el caso del examen forense al cuerpo de Pastorizzo, destacaron que no se hallaron hematomas en su cuerpo, sólo las heridas producidas por los disparos del arma 9 mm.

Los resultados atentarían contra los argumentos de su padre y del abogado defensor, Víctor Rebossio, quienes plantearon que la imputada era víctima de violencia de género y sometida a golpes en varias oportunidades.